Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

lunes, 26 de enero de 2015

Festival Country Charro: Freeborn Brothers

Me los habían recomendado con insistencia pero nunca podría haber imaginado la que se avecinaba. Esta pareja aparentemente inofensiva son una bomba de relojería que cuando se activa es capaz de poner patas arriba a todo el personal. Multiinstrumentistas hasta el límite de llevar panderetas pegadas al zapato con cinta americana, las fotos y el video se quedan cortas para describir la que pueden armar este par de polacos. Podrán gustar más o menos pero nunca los olvidarás ni quedarás indiferente.

viernes, 23 de enero de 2015

Festival Country Charro: Carbayo

La sorpresa de la noche la protagonizó Carbayo, al que conocía de su andadura junto a InBlauk, y que apareció acompañado de una pedazo de banda y desarrollando un magnífico sonido. Me comenta un buen amigo músico que la banda son los Paranoid Fish, que aunque en su proyecto original presenten un estilo de música totalmente diferente, la verdad es que encajan a la perfección con la voz grave de Carbayo. Otro artista local que gracias al crowdfounding ha conseguido grabar y tocar nada más y nada menos que en Nashville. Espero que al igual que InBlauk obtenga el reconocimiento y la recompensa que se merece.

miércoles, 21 de enero de 2015

Festival Country Charro: Urban Pioneers

Era la apuesta segura de la noche porque aunque no conocíamos al grupo en sí, dos de sus componentes sí que habían pasado por aquí acompañando a Bob Wayne (ver enlace). La pareja McGovern-Sloan movió al personal con sus ritmos montañeses de lo más entretenido. Grandes músicos y grandes personas que anduvieron todo el Festival entre el público como si fueran uno más, atendiendo encantados y de buen humor a todo el personal. Sin duda estaremos muy atentos a la carrera de estos americanos.

lunes, 19 de enero de 2015

Festival Country Charro: InBlauk

El honor de abrir el Festival no podía recaer en otro que no fuera su organizador y promotor. El charro InBlauk desplegó su repertorio presentando nueva formación desde la última vez que lo habíamos visto en directo, con un sonido más eléctrico del que dio buena muestra con un variado arsenal de guitarras, pero sin renunciar de ningún modo a su origen acústico.
Sin embargo, siempre que veo a InBlauk tengo la sensación de que de nuevo y tristemente se hace realidad el refrán “no ser profeta en su tierra”, porque lo que está consiguiendo este artista no lo ha hecho nadie de esta zona y creo que no está lo suficientemente reconocido. Con el ánimo de que esto cambie y que siga tocando tan bien y organizando estos eventos que tanto nos gustan, desde aquí va todo nuestro apoyo y buenos deseos en su carrera.

miércoles, 14 de enero de 2015

El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos

Ante la imposibilidad de ver la película siendo ajeno al aluvión de críticas y comentarios que poblaban la red, intentaré ser lo más objetivo posible con mi opinión respecto a ella:
A mí sí me ha gustado. Ni se me ha hecho larga ni me siento traicionado con las alteraciones sobre el libro original, cosa que no es nueva sino que ya venía desde la primera entrega, así que no sé de qué se espanta mucha gente que la critica por esto a estas alturas. Cierto es que con una o dos entregas habría habido Hobbit de sobra, pero se hicieron las cosas así y como digo, por mi parte está bien.
También es verdad que piso tan poco el cine (igual que veo poco la televisión) y estoy tan ávido de aventuras visuales, que mi vara de medir puede haber bajado de altura, pero a día de hoy estoy más que satisfecho con lo que la trilogía me ha ofrecido. De todo ello me quedo con un momento divertido, que fue el del orco-ariete chocando contra una muralla y cayendo panza arriba muerto o desmayado; y con otros más emotivos, como la ruptura de los amores imposibles entre razas diferentes, o la muerte del rey Thorin, quejándose del poder del oro.
En este momento creo que se pone punto final definitivamente a las adaptaciones cinematográficas de Tolkien. Pienso que no existe el valiente que se atreva con el Silmarillion, aunque dejo la puerta abierta a algún osado que se atreva con algún fragmento de él, o alguno de los relatos paralelos que el autor escribió después. El tiempo lo dirá.

jueves, 1 de enero de 2015

Feliz 2015 = Fin de la Maldición de la Mandarina

A medianoche quedé por fin liberado de la maldición que marcó negativamente el 2014. Por motivos laborales, la anterior Nochevieja tuve que sustituir las uvas de las campanadas por gajos de mandarina. En un principio me pareció una idea novedosa y simpática, pero viendo las circunstancias que acarreó no lo volveré a hacer en la vida y recomiendo a tod@s que no lo intenten en sus casas.
Una vez libre de estas cadenas, marcho hacia delante con optimismo y lleno de fuerza para afrontar todo lo que me ofrezca este año nuevo, que espero de todo corazón sea ya el definitivo para que todo el mundo (y no sólo unos pocos) sientan en sus vidas aires de felicidad.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Adiós 2014 = Total Renovationis

Por fin acaba este 2014, año que ha sido tan nefasto para mí en tantos  aspectos. Dejando de lado los menos importantes o más fáciles de recomponer, me centraré en el que ha sido una de las experiencias que más honda huella ha dejado en mí.
Y es que el hecho de haber pasado varios meses enfermo por primera vez en mi vida, hace que uno se empiece a plantear situaciones que antes parecían lejanas o poco probables de suceder en mi propia persona. Dentro de este entorno negativo, lo que quiero realmente resaltar y poner de manifiesto, es todo lo positivo que se puede llegar a sacar de una calamitosa situación.
Una vez superada la enfermedad y con el cuerpo algo recuperado, me planteé la posibilidad de empezar a cuidarme un poco, vigilando la alimentación para que la curva de la felicidad no se desbordase y hacer un poco de deporte para mantenerse en forma. Intenté correr, tan de moda ultimamente y tan barato en cuanto a equipamiento y flexibilidad en los horarios, pero fue un fracaso. Aparte de que no conseguí correr durante más de quince minutos sin pensar en que algún órgano importante saldría por mi boca, no me satisfacía ni me encontraba a gusto mientras lo practicaba. La otra posibilidad que se me ocurrió fue recuperar una vieja bicicleta de montaña que había en el garage de mis padres. Aunque antigua, estaba de estreno pues no se había usado nunca, y ahí di en el clavo. Empecé a salir con ella por los caminos de los alrededores y poco a poco le cogí gustillo y comencé a salir más. Casi sin darme cuenta me vi equipado y renovado disfrutando de esta nueva actividad. La sensación que produce en mí es un poco extraña porque parece relacionar sufrimiento y satisfacción en relación directamente proporcional: contra más barro, viento o cuestas hay que superar, más reconfortante es la recompensa recibida.
Así, a finales de año, me encuentro muy bien física y emocionalmente, mejor preparado para superar los retos que se ponen por delante, ya que a todo esto que os he contado, se suma un próximo cambio de lugar de trabajo, con todo lo que ello supone. Incluso tengo ánimos para llevar a cabo una tarea que siempre me ha dado mucha pereza y que no es otra que ajustar la plantilla del blog a los monitores panorámicos. Un buen momento que me costaba atisbar allá por el mes de Marzo y que sin embargo ha llegado; un proceso de renovación total en mi persona que no sé si tiene mucho que ver con la crisis de los cuarenta, pero a mí me ha coincidido de pleno.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Big Hero 6

No son muy asiduas mis visitas al cine, pero esta ocasión cabe reseñarla porque era especial para la familia. Se trataba de la primera sesión cinematográfica para uno de los pequeños de la casa y la elegida fue Big Hero 6. En casa sí que había visto alguna película de larga duración y al ver que ya iba aguantando sin perder la paciencia, nos decidimos a aprovechar las vacaciones navideñas para llevar a cabo este bautismo.
Y fue un éxito. Con la sala a rebosar de público infantil, padres acompañantes y algún que otro infiltrado, el ambiente no podía ser mejor. Tras superar las primeras bocas abiertas de asombro al ver la pantalla gigante y visionar el entrañable corto "Buenas Migas" para abrir boca, el resto fue todo diversión y emociones.
La película no sólo gustó a los pequeños, sino que también los mayores fuimos partícipes del buen rato. El abrazable y achuchable robot tipo muñeco de nieve Baymax nos conquistó pronto. Tocó nuestra fibra sensible al compartir con él tareas de nuestra profesión, que vistas desde otro punto de vista nos hicieron sentirnos mejor y un poco más orgullosos de la labor que realizamos a diario en condiciones menos divertidas. Además, el resto de personajes humanos que acompañan al protagonista, muestran y ensalzan una serie de valores más que recomendables para nuestra maltrecha sociedad. 
Por todo esto, no quiero dejar de recomendar esta película tanto para chicos como grandes, que espero se lo pasen tan bien como nosotros. Y dicho sea de paso: ¡Felices Fiestas a todos!

miércoles, 10 de diciembre de 2014

El Meister - Sala Potemkim Salamanca 28-XI-2014


Si ya conocíamos a Javier Vielba de sobra en sus facetas Arizona Baby y Corizonas, sólo nos quedaba verlo en su versión solitaria con el apelativo de El Meister. Y si ya nos gustaban las dos primeras, no podía fallar la tercera. Y así fue la otra noche en la sala Potemkim, hogar de acogida del ecléctico y polifacético artista pucelano.
Armado con su voz, guitarra, bombo, pandereta y efectos del Telediario de los ochenta, El Meister empezó a dar rienda suelta a los variados animales de su Bestiario, haciendo las delicias del escaso pero selecto público asistente en lo que más parecía una fiesta entre amigos que un simple concierto. Porque lo dio todo y más (prueba era la sudada que tenía encima al terminar de cantar), liberó el Bestiario y siguió sacando maravillas de debajo de su barba en forma de versiones punk o coplas de la vendimia. Da igual lo que sea, si pasa por el tamiz de la voz y guitarra del Meister queda convertido en arte para nuestros sentidos. Sus canciones son el fruto de hacer lo que le da la gana, son composiciones libres en las que caben todo tipo de estilos y versiones: igual caen de Silvio Rodríguez o el Autosuficiencia de Parálisis Permanente, una canción tradicional o finalizar bailando y cantando entre el público al más puro estilo Alaska.
No me queda ninguna duda de la gran capacidad creadora que posee Javier Vielba, la pena es que esté sólo reflejada en las ocho canciones del Bestiario, cuando tiene muchísimas más que según nos confiesa grabará en cuanto le dé permiso la compañía Subterfuge. Para matar el gusanillo os dejo el video de una canción de la que desconozco su nombre y cuyo estribillo es “antes sí, pero ahora ya no”
Gran señal positiva es que se nos hiciera tan corto el concierto, amenizado entre canción y canción por los comentarios del artista, que como no podía ser de otra forma, noqueó el bombo durante la actuación siguiendo su afición a romper cosas (cuerdas de guitarra con Arizona Baby). Esta vez el Señor Marrón no estaba sobre el escenario para arreglarlo, pero sí infiltrado de incógnito entre el público. Y gracias a Mrs. R por la compañía y el Jagermeister ¡Valiente!

martes, 9 de diciembre de 2014

Festival Country Charro Salamanca 13 Diciembre 2014


¡EVENTO ALTAMENTE RECOMENDABLE!

¡SIETE BANDAS EN UNA TARDE: USA, POLONIA, BILBAO, SALAMANCA!

¡SORTEO DE UNA GUITARRA IBANEZ, UNA CORREA BACCE Y UN PACK AURORA STRINGS!

¡EXPOSICIÓN DE GUITARRAS BACCE Y MARCE!

Ya no hay tiempo para pusilánimes, ni paciencia para postureos, tenemos ganas de ver música en estado puro, de la gente que se deja la piel en cada concierto, de los que rompen cuerdas, los que sudan su cena, los que hacen de la carretera su hogar y viven de espaldas a lo fácil; de los que disparan calidad, fuerza y energía, de los que apuestan el resto en cada noche, en cada acorde, los que tocan como el que no tiene nada que perder y todo por ganar, Esto amigos es el Festival Country Charro Salamanca, el primero, el temerario, en busca de los talentos más despiadados sobre las tablas ...y los tenemos:
Desde Estados Unidos con Urban Pioners que han machacado medio mundo junto a Bob Wayne y otros artistas, habituales del Muddy Roots el festival más importante del planeta de su estilo hasta Polonia con FreeBorn Brothers una pareja de virtuosos y enloquecidos que no dejan un alma indiferente, lo han demostrado ya por toda Europa y ahora vienen a dar estopa por aquí, desde Bilbao con los Dead Bronco una banda nacida en las calles de su ciudad con una historia auténtica como las que ya no sucenden en el mundo de la música y que arrasa fuera de nuestras fronteras, hasta nuestra city Salamanca donde surgen maravillas como ByeBye Lullaby una banda que ha hecho del buen gusto y la calidad su bandera, Los Redneck Surfers que han recorrido todo el estado compartiendo su sonido western surfero, InBlauK que acaba de dejarse el trasero girando por toda Europa y aterrizando en la arena Carbayo una de las voces más imponentes del territorio que nos cantará su nueva factura. Con todos ellos tendremos una noche de música polvorienta y enraizada, genuina y desbocada que va a marcar, como un hierro al rojo vivo, lo que es la música de raíces en nuestros recuerdos.
Fecha: Sábado 13 de diciembre de 2014, 17:00-24:00h

Lugar: Sala B del CAEM Salamanca, perteneciente a la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes. Es una de las mejores salas de conciertos del pais con un sonido impecable. 

Dirección: Avda. de las Artes, 45-55, 37008 Salamanca.

sábado, 15 de noviembre de 2014

La Música del Silencio de Patrick Rothfuss

De la obra de Rothfuss, Auri no es de los personajes que más me llamen la atención. Sin embargo, todas sus rarezas y su deambular secreto por la Universidad pican mi curiosidad. Además, las ganas que tengo de leer la última parte de la Crónica del Asesino de Reyes me han hecho acercarme a esta obrita, cuya reducida extensión también ayuda a tomar la decisión. Para acabar por completo con cualquier duda o reticencia, el propio autor nos da unas pistas al principio y final del libro para que nadie se lleve a engaño y se confunda con esta sorpresa antes de la finalización de su gran obra hasta el momento.
Yo siempre tan susceptible y buscando dobles sentidos, he procedido a una concienzuda lectura para no perderme ni un solo detalle que me pudiera conducir a atisbar alguna intención secreta del autor con vistas a la tercera parte, y debo decir que no he tenido éxito. Sí he descubierto muchos detalles de la vida cotidiana de Auri, que me llevan a clasificarla sin ningún temor como sufridora de un serio trastorno obsesivo-compulsivo (Rothfuss la califica como dañada), que la obliga a buscar objetos para colocarlos en lugares apropiados según un orden interno que sólo ella ve. Esta actividad frenética que ocupa un noventa por ciento del libro, o quizás algo más, se ve acompañada entre medias por continuos lavados de cara, manos y pies.
Aunque a primera vista, o lectura, pueda parecer que el libro es un tostón, lo cierto es que se lee con fluidez pese a la ausencia de diálogos, y seguir los pasos de Auri por la Subrealidad es bastante entretenido, siempre esperando algún tropiezo o sorpresa de última hora. O simplemente observando como una cámara oculta el curioso devenir de este enigmático personaje que estoy seguro todavía tiene que dar mucho más de si en lo que espero pronto llegue a nuestras manos y ojos.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Siguiendo la pista Stanich: Camino Ácido 2014

Llevo siguiendo la pista Stanich desde que una tarde un tal Metralleta Joe me acribillara a balazo limpio mientras iba en mi coche escuchando Radio 3. Desde entonces recorro el Camino Ácido tras sus pasos, con la tranquilidad de que siempre habrá algo que tomar durante el trayecto.
No tengo ni idea quién es el Señor Stanich, pero tengo claro que ha pasado a formar parte de mi club de barbudos favoritos. Me gusta su forma de hacer música y las historias que cuenta, aunque a veces se difícil entender su pronunciación. Me lo imagino como una mezcla de Coque Malla e Ivan Ferreiro que espera en un cruce recordando a Robert Johnson mientras decide que dirección tomar. Para hacer la espera más llevadera va tomando tragos de tequila y piensa si girará a la izquierda rumbo a Ciudad Lisergia o hacia la derecha camino a Peyote Town.
He estado a punto de atraparlo en dos ocasiones y dos veces se me escapó. Ambas fueron dolorosas pero una más porque vino acompañado de parte del club de barbudos favoritos, estos procedentes de tierras arizónicas. Por eso le aviso y le advierto que a la tercera no se me escapa ya que ardo en deseos de ver como se las gasta este elemento fuera de las pistas digitales y con un buen puñado de testigos delante de él. Y agradecerle el guiño de haber incluido en su camino una versión del Río aquel, una canción que significa mucho para mí.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Sexto Aniversario del Blog

Llega el mes de Noviembre y con él el sexto aniversario del blog. Y lo hace con sabor agridulce porque no estoy para muchas celebraciones. Mi intensa vida laboro-familiar me llena casi al cien por cien y no me deja vaciar todo lo que se acumula en el tintero. Además, ha sido un año duro en muchos aspectos. Por suerte nos vamos recuperando y con fuerzas renovadas. 
Intento en lo posible ir sacando cosillas para que el blog no quede parado más de un mes y lo mejor es que sigo con muchas ganas de continuar con el proyecto, aunque tenga dudas sobre si este tipo de plataforma esté ya al día o se vaya quedando un poco obsoleta o superada por otras tecnologías. Sea lo que sea, estaremos atentos para no quedarnos atrás y seguir en la brecha cibernética que no espera por nadie. Y ya habrá tiempo para mejores celebraciones y vuelta a los souvenirs conmemorativos que hubo en otras ocasiones y que tanto gustaron. Un saludo y gracias por estar ahí.

lunes, 3 de noviembre de 2014

El Imperio Final. Nacidos de la Bruma 1 de Brandon Sanderson

Después del buen sabor que me dejó Elantris (ver enlace), he tardado poco en seguir leyendo obras de Sanderson. Siguiendo el orden de escritura le tocaba el turno al Imperio Final, primera parte de la trilogía, o algo más, de los Nacidos de la Bruma.
Al contrario que otros libros en los que se tarda un buen trecho de páginas en cogerle el tranquillo a la historia, en este nos metemos en harina rapidamente y con facilidad. La verdad es que es una trama sencilla pero muy bien llevada a cabo y que va de menos a más; y para ser un autor masculino creo que refleja muy bien a Vin, la protagonista femenina del libro, siempre teniendo en cuenta que viene de mi parte, que también soy un lector masculino y puedo estar equivocado.
Lo que más me ha llamado la atención de forma positiva y novedosa es la cantidad de cosas increíbles que son capaces de hacer los alománticos con los metales. Si hicieran una película de este libro, sería alucinante poder ver en la pantalla y fuera de nuestra imaginación los movimientos, batallas y demás usos de los metales por estos privilegiados. Así, reconozco sin vergüenza que más de una vez he tenido pensamientos del tipo ¡quema peltre! en mi vida diaria. Seguramente esto que os estoy contando os suene a chino, por lo que no tenéis más remedio que poneros a leer esta obra, que yo ya voy directo hacia la segunda parte.

lunes, 27 de octubre de 2014

Paul Di'Anno - Nave Bunker 22/10/2014 Salamanca

Hay ocasiones en la vida en que los astros se alinean y las coincidencias se confunden con las casualidades dando lugar a acontecimientos asombrosos difíciles de olvidar. Tal fue el caso el otro día, cuando sin comerlo sin beberlo, unos vecinos me comunicaron que venía a la ciudad nada más y nada menos que Paul Di'Anno, vocalista original de los Iron Maiden. Y lo mejor de todo es que podía ir.
Con toda sinceridad, no tenía ni idea de qué había sido de este hombre después de que abandonara la banda inglesa, y poco a poco, según me iba enterando de su vida, mi asombro iba creciendo hasta el punto en que por fin lo vi sobre el escenario, momento harto chocante para la inmensa mayoría de los asistentes. Porque Paul ha cambiado mucho fisicamente, aunque pienso que en su interior sigue estando el espíritu metalero de su juventud. Basta un simple vistazo para observar que no goza de buena salud ya que cada dos o tres canciones tiene que parar a coger aire y tomar sus “medicinas”: tabaco, cerveza y Jack Daniels.

El evento tuvo lugar en la Nave Búnker, una sala camuflada en un polígono industrial reducto de irreductibles metaleros, que pasaría por una simple cochera si no fuera por la electricidad que desprende el lugar. La sala estaba a reventar y aunque el sonido no era todo lo bueno que debía ser, el entusiasmo y las ganas de público y banda suplían las carencias sonoras. Y allí estaba Paul cual peregrino del Camino de Santiago usando el micrófono como báculo o muleta para llegar a su destino. El concierto duró más o menos una hora, todo lo que dio de sí el pobre Paul, que acabó el show con el Blitzkrieg Bop de los Ramones, su primera y más grande influencia. Quizá hubo gente que salió desilusionada o decepcionada por el mal estado de Paul. Yo lo valoro porque es lo más cerca que he estado nunca de los Iron Maiden, y aunque soy muy afín a Bruce Dickinson, reconozco que los dos primeros discos de los Maiden fueron y siguen siendo la leche. Puede que a Paul le tocara la peor parte del rock and roll, la de los perdedores que lo tuvieron todo en su mano para triunfar y al final vieron como otros lo hacían por ellos. Solo me queda decirle a Paul que se cuide un poco y le haga caso a la camiseta que lucía y que decía: No retreat, no surrender, never say die; o de lo contrario no creo que le quede mucho tiempo sobre los escenarios. 
Y mi más sincero agradecimiento a R., L. y al futuro N. por la información, el transporte, la compañía y alguna que otra cerveza. ¡Nos vemos en la próxima!

lunes, 29 de septiembre de 2014

Elantris de Brandon Sanderson

Elantris, la ciudad más maravillosa jamás conocida, la más envidiada y elogiada; cuyos habitantes rondaban la deidad y superaban en todos los campos a sus vecinos, perdió de un día a otro todo su brillo. Donde hubo luz y vida todo se marchitó y quedó cubierto por una capa de lodo. De bendita a maldita en sólo un instante y sin saber porqué. Y mientras descubrimos la razón de este súbito cambio, asistiremos a constantes guerra de religión, de política, de lógica contra fe, y también de sexos, con grandísimos adversarios en todos los bandos.
No se me ocurre mejor manera de comparar la opera prima del aclamado Brandon Sanderson que con el curso de un río. Durante la primera mitad del recorrido, las aguas circulan lentas y llenas de detalles en los que entretenernos, con leves turbulencias de vez en cuando.
Pero tras superar este punto medio, el ritmo comienza a acelerarse para deleite del lector, navegando entre peligrosos rápidos salpicados por la espuma, saltando por cataratas y desniveles hasta llegar a la ansiada desembocadura. Y por ponerle alguna pega aparte del detallado y lento comienzo, reflejar que para mi gusto abusa de los nombres extraños y difíciles de pronunciar para los personajes, lugares, religiones y cargos, asunto que pese a ser un poco tedioso y trabajoso al principio, según avanza la lectura se va dominando aunque parezca imposible ¿Kolo?

viernes, 29 de agosto de 2014

Winter is leaving...

...Y muy a mi pesar no voy a hablar en esta ocasión de Juego de Tronos, sino del recientemente fallecido Johnny Winter. Tuve el honor de verlo en directo hace unos años (ver enlace) y ya presentaba un estado de salud bastante lamentable, cosa que no le impedía seguir metiéndole watios al blues, aunque fuera sentado en una silla. Y así ha estado hasta el final de sus días, tocando sin parar a lo largo y ancho del planeta hasta que ya no dio más de si. Uno de los afortunados en poder estar con él en una de sus últimas actuaciones fue el Señor DGM, que coincidió con él en Brno (República Checa).
Nos quedamos sin otro bluesman de los míticos y están de suerte en el infierno, donde desde hace poco tiempo ha comenzado ya su tour eterno. Quién sabe si hará un poco más de fresco por allí ahora que el invierno ha llegado al inframundo. Go Johnny go forever!

sábado, 2 de agosto de 2014

Esencia Oscura de Tim Powers

Como bien sabéis desde hace tiempo, en este rincón se aprecia la cerveza y los libros, y cuando estos dos elementos se combinan no me puedo resistir a sumergirme en ellos sin pensar mucho en las consecuencias. Tal es el caso de esta novela, donde la cerveza tiene un papel protagonista tanto en su elaboración como en su consumo. El protagonista, un soldado irlandés llamado Duffy, es bastante aficionado a ella, tanto por su cultura de origen como por los hábitos adquiridos en sus años de combate que son ya muchos. Y aparte de esta afición que roza casi el problema, tiene otra curiosa característica que no es otra que ser un imán para lo sobrenatural. Parece que los sucesos paranormales le persiguen y se ceban en él para su pesar y van forjando la trama del libro. A todo esto se suma una liosa forma de describir los combates a espada y una mezcolanza de leyendas celtas, vikingas y artúricas salpicadas por un toque de humor que hacen que la lectura vaya de más a menos y al final quedemos un poco desencantados con el resultado. Se acaban las páginas y nos pesa no haber podido probar la cerveza Herzwesten, aunque por lo menos hemos sabido qué era la esencia oscura.

sábado, 26 de julio de 2014

La Leyenda de Jay-Troi el Inmortal de Daniel Menéndez Cuervo

Si en alguna ocasión te encuentras sentado cerca de una hoguera en una fría noche de invierno y un anciano se acerca para compartir conversación y un poco de calor, escúchalo. Te contará una historia que ocurrió hace mucho tiempo, las hazañas de un guerrero que vivió aventuras épicas acompañado de buenos amigos y compañeros, que se enamoró y tuvo que luchar por conseguir ese amor, y del que dicen que nunca murió...
Y en verdad que el anciano habló y habló porque no se pueden contar más aventuras en este libro. Ningún lector se podrá quejar de que no le pasan cosas al protagonista. No hay paja ni relleno que sobre, incluso algún pasaje se podía haber desarrollado más. El ritmo de la narración es frenético, a lo que ayuda el pequeño tamaño de los capítulos. Y aunque parezca una novela juvenil, el contenido que narra no lo es en absoluto. Me recuerda en cierta manera al Oso Cavernario (ver enlace), en cuanto a los clanes con sus leyes y costumbres. Destaco al personaje secundario Marpei, amigo del protagonista, cuya afición por el vino y por las buenas historias son un gran aliciente además de sus divertidos diálogos. Y me quedo con el recuerdo de que yo también conozco a un inmortal, aunque este es de Ávila; y con el estremecimiento al oir los tambores riaños, toda una prueba de fuego para cualquier valiente que se precie.

lunes, 30 de junio de 2014

Arizona Baby - Sala Potemkim Salamanca 09/05/2014


Y a la tercera fue la vencida y pude por fin ver en directo al trío vallisoletano. En las otras dos ocasiones que pasaron por la ciudad no pude asistir y ya tenía ganas de quitarme esa dolorosa espina, cosa que hice con gran éxito.
Un concierto intenso que pasará a la historia como “el concierto de las cuerdas rotas” ya que fueron varias las que rompió el Señor Vielba durante la actuación. Llegué a perder la cuenta y no sé si fueron tres o cuatro veces las que el Señor Marrón tuvo que ponerse manos a la obra y cual experimentado luthier afanarse en su labor, situación que aprovechaba Vielba para tocar versiones tan dispares como Fat Boy Slim (en plan DJ acústico), el I feel free de los Cream, o para mostrar que es un alumno aventajado, o incluso maestro, del gran Fernando Pardo a la hora de contar anécdotas y animar al ya de por sí entregado público que llenaba el Potemkim. Porque varias fueron las alusiones de agradecimiento a la sala por haberlos acogido tan bien en sus comienzos y servirles de lanzadera en su exitosa carrera musical. Aprovechando el concierto para presentar las canciones que llenarán su próximo trabajo, sigo diciendo una y mil veces que si sus canciones son ya de por sí buenas grabadas en el estudio, mucho mejores son cuando ganan la fuerza del directo, consiguiendo esos momentos mágicos de éxtasis musical que sólo los grandes del rock son capaces de alcanzar.
Después del espectáculo pudimos hablar con ellos y derrocharon cercanía y amabilidad atendiéndonos con cariño y paciencia, teniendo tiempo para que nos hicieran alguna confesión como que el minero que ilustra la portada de su EP Its called work, es el tío Nicolás del Señor Vielba, así son las historias del rock and roll. Y como si este mundo fuera un pañuelo, a los dos días los veo en pleno Telediario de la Primera, cerrando la edición con su actuación en el WOMAD de Cáceres ante 20.000 personas como si nada. De nuevo historia pura del rock and roll. 
Como muestra os dejo el video de la canción Owners of the World, homenaje al cómico o filósofo, segun se mire, George Carlin. Espero que os guste tanto como a mí.

viernes, 13 de junio de 2014

From Hell de Alan Moore y Eddie Campbell

A saber el tiempo que llevaba pendiente de que esta obra llegara a mis manos. Había oído buenas recomendaciones y tras lo ya leído por mí de su autor con tantísima satisfacción, se me hacía la boca agua (o su equivalente a mis ojos) al tenerla por fin a mi alcance. Sin embargo, nada más descubrir el tema que trata se me cayó el alma a los pies. No tiene nada que ver con el cómic que es un trabajo sensacional, sino porque el Destripador nunca me llamó la atención.
Dejando a un lado este incidente, me centraré en lo positivo de este cómic, que como decía antes, es una pasada en cuanto a elaboración, entrelazando de manera magistral los diferentes puntos de vista de la trama (asesino, víctimas y policia), a la que vez que diferenciándolos en cuanto a lenguaje y costumbres. Y según dice Moore, todo con el proposito de que una ficción dé respuesta a una posible realidad, empeño que logra por completo.
Además, es bueno comenzar encontrándome de nuevo con el inspector Abberline, un personaje al que ya le tengo cariño y considero de la familia por la cantidad de veces que ha aparecido en diferentes obras que han ido pasando por el blog. Y por supuesto, siempre es un placer para mí volver a las calles de Londres, ciudad que me acogió durante una buena temporada y que siempre tengo en mi mente como escenario y como realidad. Por esto destaco el capítulo cuarto de la obra, donde de la mano del Doctor Gull realizamos un paseo en carruaje por distintos puntos de la ciudad con simbología oculta (en algunos estuve y no me enteré de nada, bendita ignorancia): calles, monumentos, iglesias... Más parecía un libro de Juan G. Atienza que un cómic.
En cuanto a las ilustraciones, los trazos finos donde abundan las lineas y el contraste total dan un aire siniestro a la historia como no podía ser de otra forma, salvo en contadas excepciones en las que la acuarela sirve para distinguir el tipo de vida de las clases sociales más privilegiadas de las menos favorecidas. Todo ello con el enorme pero de la diminuta tipografía empleada en la edición de Planeta DeAgostini, que me ha dejado un poco más ciego de lo que ya estoy.

lunes, 9 de junio de 2014

Canciones que cantan los muertos de George R. R. Martin

Te daré seis razones para leer estos seis relatos: Si estás buscando una dieta de adelgazamiento, si te gustan las aventuras tipo Elfo Oscuro, si tienes miedo a las agujas, si estás buscando una mascota especial o fuera de lo común, si tienes dudas al elegir entre el amor y la vida o si tienes ganas de recordar viejas amistades olvidadas, este es sin duda tu libro.
Pensando en plan masoquista y como se trata en teoría de un libro de terror, las que mejor (o peor) me lo han hecho pasar han sido la dieta, la mascota y las viejas amistades. No está mal un cincuenta por ciento de sufrimiento literario de vez en cuando.

sábado, 24 de mayo de 2014

Propaganda Electoral en Jornada de Reflexión: Decibelios - Piara Indecente 1984

En esta jornada tan especial víspera de otras inútiles elecciones, quiero recordar este tema de los míticos Decibelios. Aunque la canción tiene nada más y nada menos que treinta añitos, está claro que por aquel entonces y a pesar de llevar pocos años de democracia, a muchos ya se les había visto el plumero. 
Por si alguien tiene todavía ganas de reflexionar esta tarde, yo prefiero ver el fútbol. Los que me conocen ya saben quien quiero que gane la Champions.

martes, 29 de abril de 2014

La Cúpula de Stephen King

Me encanta Stephen King, y el intenso bombardeo publicitario en televisión para promocionar la serie sobre su libro me ayudó a lanzarme a leer esta voluminosa obra. La afirmación "mejor el libro que la película" suele cumplirse casi al cien por cien, así que mejor cumplirla que lamentarse.
Con un comienzo súbito y un argumento simple: una cúpula misteriosa que surge de repente, nos vemos aislados en el pueblo de Chester Hills. Pero no estamos solos, la variopinta y diversa población de la localidad está a nuestra vista con todas sus privacidades al descubierto, cosa que aprovecharemos para cotillear al máximo sus vidas y pensamientos más íntimos, viendo en cada instante como reaccionan y se enfrentan al desafío de la cúpula. Y no se hace esperar la acción porque desde el primer instante la demografía local empieza a descender cayendo como moscas, o mejor dicho en este caso, como pájaros.
A pesar de la inmensa cantidad de personajes y de que vamos saltando de unos a otros sobreponiendo acción vivida sobre acción por vivir, la lectura es frenética por su estructuración en capítulos cortos. Además, Stephen nos va adelantando cosas terribles que van a pasar y así consigue crear más tensión si cabe, dejando también una puerta abierta al humor que vendrá de la mano de un perro corgi llamado Horace.
La verdad es que este libro me ha parecido más que una novela, un experimento sociológico con cobayas humanas. No estaría nada mal que hicieran una versión a la española porque seguro que reaccionábamos de manera muy distinta a la americana, no digo ni mejor ni peor, sólo diferente. Y he terminado la lectura con el inquietante remordimiento de pensar que yo de pequeño también jugaba con las hormigas, cosa que entenderán a la perfección los que hayan leído el libro.
Poco tiempo después de finalizar esta obra, le pregunté a mi amigo FAM sobre la serie de televisión que él sí había visto. Por lo que me contó parece que poco tiene que ver con la trama original porque había cambios sustanciales y poco acertados según mi opinión, además de que los trece capítulos emitidos no cubren toda el libro, así que me entran serias dudas de ver la serie o por lo menos no hacerlo a corto plazo.

domingo, 6 de abril de 2014

Rosendo - Vergüenza Torera

La obra de Rosendo Mercado se reconoce con claridad por diversos motivos. Uno de ellos es su peculiar voz y acento castizo, otro es su forma de tocar la guitarra con riffs y solos muy personales, y otro más son sus letras con rimas fáciles pero llenas de contenido. Todas estas características, que podríamos llamar en conjunto estilo, no significan ni mucho menos que nos encontremos ante un disco más de un autor con sesenta años a sus espaldas y quince trabajos publicados, sino que hay aquí mucha tela que cortar en su interior. Por todo ello, recomendamos una escucha atenta y continuada para no perder detalle.
Nos encontramos con once canciones formando casi un monográfico dedicado a la situación actual del país, donde cada estamento y clase social lo vive de manera diferente y como suele ser habitual, unos mejor que otros. Unos podrían decir que es una crítica feroz hacia políticos, banqueros y demás clase dirigente que siguen saliendo indemnes de la crisis, aunque yo más bien me inclino hacia una descripción realista de los hechos. Fijaos como está la cosa que si hace muchos años ya Rosendo decía que era una mierda aquel Madrid, ahora lo tiene que hacer extensible a todo el país.
Uno de los aspectos que más nos ha llamado la atención de este disco, es el gran número de canciones lentas que contiene, donde sus letras son pura poesía, destacando el hecho de que una de ellas, "A remar", haya sido creada por su hijo Rodrigo.
Algunos me dirán que es mucho pedir, pero desde este humilde rincón de la web quiero pedir un sillón de la Real Academia de la Lengua para Rosendo Mercado. No es ningún disparate por lo que voy a explicar a continuación, y si es demasiado, pues que creen uno especial para el punto de la i o el palito de la ñ, llamado virgulilla, que se lo tiene bien merecido. El porqué es simple, porque maneja a la perfección el lenguaje popular, con montones de expresiones, giros y frases hechas que le dan una riqueza sin igual al idioma.
Y para completar la entrada, espero que el 5 de Julio se produzca la conjunción planetaria necesaria para que podamos acudir a Hoyos del Espino y ver al gran Rosendo junto al grande también John Fogerty en una noche que no se olvidará en mucho tiempo. Amén.

sábado, 29 de marzo de 2014

¡Infectado!

No sé de donde vino pero me atrapó aprovechando mi debilidad. Un desagradable compañero de viaje que no conoce armas eficientes para combatirlo y que parece que encontró un lugar de su gusto porque me está costando muchos sudores deshacerme de él.
Empezó como un simple catarro al que dejar atrás después de una semana como suele ser habitual. Sin embargo, cuando los mocos y el dolor de gargante desaparecieron, la fiebre se quedó durante cinco semanas, maltratando mis articulaciones y sobre todo mi hígado. Cansado, abatido y desesperanzado ante un enemigo invisible, llegué a pensar cosas horribles durante mis nocturnos delirios febriles.
Hasta que un día se manifestó con su nombre real, presentándose por fin y saliendo de su escondrijo intracelular. Por fin nos conocíamos, con la tranquilidad de olvidar las cosas horribles que habían invadido mis sueños y con el pesar de la falta de tratamiento. Lo único que se podía hacer era paliar los síntomas de la fiebre y procurar el máximo reposo para que la recuperación fuera lo más rápida y efectiva posible.
Y en este estado me encuentro, recuperando poco a poco los ánimos y las fuerzas para seguir dando guerra, pues son muchas las cosas que me quedan por hacer y disfrutar por mucho que una malvada criatura microscópica se empeñe en impedírmelo.

jueves, 20 de marzo de 2014

Commando: Autobiografía de Johnny Ramone

Para mí, los Ramones ocupan la A del abecedario del Rock and Roll. Les tengo un aprecio inmenso y no me canso de escuchar sus canciones y de conocer más detalles de su historia, por lo que este libro ha venido a saciar mis apetitos durante una buena temporada.
Johnny Ramone, guitarrista y alma mater de la gran banda del punk rock, nos cuenta de primera mano, y como de una conversación con él se tratase, todas sus experiencias con la banda de principio a fin de su carrera. Desde su infancia, su turbulenta adolescencia y por fin, el nacimiento, crecimiento, reproducción y muerte de la banda y del propio protagonista. Y digo reproducción porque la banda iba dejando su semilla allá por donde tocaba en directo, como bien comprobaría Johnny en los años noventa cuando las jóvenes bandas con las que tocaba le repetían una y otra vez la enorme influencia que habían tenido los Ramones en su creación.
Un gran amante de la música, del beisbol y del cine de terror, creó los Ramones junto a sus amigos del barrio Tommy, Dee Dee y Joey con el único objetivo de crear diversión y rock and roll. Y vaya si lo lograron, a pesar de todos los altibajos, decepciones y cambios de miembros, la banda se mantuvo firme hasta el final de sus días. Johnny era un tipo trabajador y cumplidor, y se preocupó de que le cosa funcionara y les diera de comer (u otros vicios) a todos los integrantes del cuarteto. Y les pasó lo mismo que a tantos pintores y artistas, que lograron más fama y dinero cuando estaban retirados o ya habían muerto.
Nos cuenta un montón de confidencias sobre su vida privada, sobre la banda y sobre otros músicos y grupos. Aunque fue muy amigo de otros rockeros como John Frusciante de Red Hot Chili Peppers, Eddie Vedder de Pearl Jam o Kirk Hammett de Metallica, nunca se casó con nadie y no le importó dejar plantado a Pete Townsend por llegar tarde por muchas ganas que tuviera de conocerlo. Es curioso lo que cuenta sobre salir de gira al extranjero y lo mucho que le costaba pues era muy americano. En sus viajes odiaba ir a Francia y nunca fue a Rusia por su gran sentimiento anti-comunista y el miedo a posibles represalias. Sin embargo habla muy bien de Japón, Sudamérica y sobre todo de Italia y de España, donde le encantaba el tiempo, la comida y la gente (Gracias Johnny). Y por fin he encontrado respuesta a una pregunta que me atormentaba desde hacía mucho tiempo y no era otra que qué pintaba Phil Spector produciendo a los Ramones. Cosas del negocio musical. Sí que hecho en falta que contara cómo aprendió a tocar la guitarra, aunque si habla de su equipo y preferencias: una Mosrite, amplis Marshall al diez, one two three four y a tocar lo más rápido posible.
De la edición destacar la enorme cantidad de fotos interesantes que trae, aunque haya algunas que no se vean en la junta de las páginas, y en la parte final los anexos con más fotos, sus canciones favoritas y sobre todo la discografía completa de los Ramones comentada por él mismo, sin pelos en la lengua para decir qué discos le gustaron más y cuales fueron una mierda literalmente.
Un enorme placer haberte conocido más en profundidad Johnny, y aunque muchas veces fueras un tío taciturno y gruñón, te lo perdono todo porque nos diste mucho más: Gabba, Gabba, Hey!

jueves, 13 de febrero de 2014

Tierras Rojas de Joe Abercrombie

Como suele ser habitual en los libros de Abercrombie, los comienzos son al despiste. Nos da vueltas para marearnos y no encontrar el camino, para luego después, y como si de un juego se tratara, ponernos pistas para orientarnos y poco a poco encontrar la senda correcta. Así, al principio la trama no me convencía mucho, además de que echo en falta enormemente a mi añorado Logen Nuevededos, pero con confianza nos vamos metiendo en el libro y nos engancha a las pocas páginas.
El ambiente descrito nos ayuda, porque aunque es un libro de fantasía podría decirse que de época medieval, nos vemos de pronto inmersos en las tierras del oeste del Círculo del Mundo, que tienen un gran parecido con el oeste que nosotros conocemos como Western: hay fiebre del oro, salones, caravanas, nativos salvajes, un lobo con piel de cordero y algún que otro idiota con principios.
Abercrombie es un genio creando y manejando personajes, y en este libro hay tantos y tan buenos que es muy difícil quedarse con uno como personaje principal, puesto que muchos podrían aceptar este título. Mención especial para los personajes femeninos tanto en esta obra como en las anteriores. Otra cosa que llama la atención son las escenas de cama, poco abundantes pero que suelen salir caras a los que se involucran en ellas, provocando situaciones graciosas y peligrosas a la vez.
Por sexta vez me quito el sombrero ante Abercrombie. En esta ocasión ha retratado a la perfección un tema que tanto en la ficción como en la realidad suele acabar con más perdedores que ganadores, y que no es otro que el descubrimiento y conquista de nuevos territorios en los que habitan nativos con otras costumbres a las del pueblo invasor.
Y se acabó por ahora la obra de Abercrombie, habiendo devorado sus páginas a ritmo vertiginoso con emoción e intriga hasta el último párrafo y con ganas ya de más. Por los dados de Amistoso me juego lo que queráis que esto no termina aquí y que continúe pronto ¡por favor!

lunes, 27 de enero de 2014

Blacksad 5: Amarillo de Díaz Canales y Guarnido

Paseando hace un tiempo por las calles de Valladolid me llevé una gran sorpresa al ver en un escaparate a mi viejo amigo el gato Blacksad nada más y nada menos que montado en una estupenda moto. Sin pensarlo me acerqué y pude ver que estaba rodeado por el color amarillo de las portadas de su nuevo álbum... Por fin mis plegarias habían sido oídas y el reencuentro era inevitable.
Y si Blacksad es ya bueno de por sí, no sabéis cómo mejora si lo colocamos en uno de mis escenarios preferidos: la Ruta 66. A bordo de un Cadillac Eldorado enfrascado en toda una road movie, porque este gato negro tiene la inherente habilidad de meterse en problemas y vivir grandes aventuras, aunque en este número hay otro animal que le gana por goleada. Aparte de coches también hay motos y moteros “cabrones”. Y es que cuando algo que me gusta se combina con otra cosa que también me gusta en vez de sumarse se multiplican y el resultado es superior. Y no nos olvidemos de la música, cuya banda sonora os dejo al final de la entrada, con la pequeña licencia de sustituir el tema original de Get your kicks on Route 66 de Bobby Troup por la versión de los Rolling Stones, que es uno de mis temas favoritos de toda la vida.
En este número hay un montón de personajes nuevos, agrandando la ya extensa nómina de animales que han pasado por las historias de Blacksad. Por destacar alguno con relación a su profesión la hiena abogado y agente literario o la ambigüedad del payaso koala. Además conoceremos más detalles de la vida privada de nuestro protagonista, abriendo nuevas puertas a la continuación de la serie. Y es que se me ha hecho cortísimo este nuevo episodio, sólo me queda el consuelo de unas risas y unas fotos de recuerdo hasta que llegue la próxima entrega.

viernes, 24 de enero de 2014

Norte contra Sur de Jesús Hernández

Desde mi más tierna infancia tuve conocimiento de la existencia de una guerra civil en Norteamérica. El primer contacto vino de los Playmobil, con sus muñecos confederados y unionistas que me encantaban, y posteriormente a través de la televisión con la serie Norte y Sur, donde Patrick Swayze encarnaba a un sureño por el que sentí gran simpatía.
Ahora me apetecía profundizar un poco más en el conflicto y cual no sería mi sorpresa al encontrarme con la poca cantidad de libros sobre el tema en idioma español. En internet tres cuartos de lo mismo, pero finalmente encontré algo. Mi primer paso fue a través del blog guerradesecesion.wordpress.com que me sirvió para ir haciéndome una idea del origen de la confrontación y de todos los tópicos equivocados que tenía. Y de aquí hacia el libro que nos ocupa.
A Jesús Hernández ya lo conocía de la época anteblogiana, cuando leí su otro libro Curiosidades de la Segunda Guerra Mundial, que me encantó y del que no descarto una segunda lectura. Viendo lo amenos y didácticos que son sus escritos, no me quedó duda alguna para adquirir y devorar el libro. Asimismo, un recomiendo su blog es-la-guerra.blogspot.com.es que tampoco tiene desperdicio.
Jesús Hernández distribuye el tema intercalando la cronológica sucesión de los eventos históricos de la contienda con aspectos de la vida social de aquellos años, lo cual ayuda mucho a entender y clarificar el porqué de esta guerra, aparte de testimonios reales de combatientes y civiles de ambos bandos implicados directamente en ella.
Comenzando por las características de la esclavitud, cuya abolición se toma como principal motivo de la guerra y no es así, conoceremos mejor la figura de Abraham Lincoln, importantísima en el desarrollo de los hechos y un ejemplo de superación por todos los avatares que tuvo que pasar en su vida y que le llevó a su prematura muerte.
En cuanto a la guerra en sí, me han llamado la atención varios aspectos, como la extendida incompetencia de los generales al mando de las tropas de ambos bandos, cuyos errores e indecisiones evitaron que la guerra acabara antes y sacrificaron un montón de vidas inútilmente, sobre todo del lado de la Unión, simplemente porque disponían de más efectivos humanos. Se habla de alrededor de un millón de muertos entre miembros de un mismo país, una carnicería que como digo pudo ser evitada en su mayor parte. De entre todos los inútiles mandos militares o fallecidos durante la contienda, al final destacaron Lee y Grant en cada bando, dando valor al dicho que habla del país de los ciegos. A Lee lo temían y respetaban por su astucia y rapidez de movimientos, y Grant fue bastante respetuoso en el momento de la rendición, a pesar de que le gustara bastante el whisky, cosa que no le impidió llegar a Presidente de los Estados Unidos. Otra curiosidad es el nombre de las batallas, que variaba de un bando a otro, y en el que abundaban los topónimos indios, lo cual le da un aire exótico al conflicto: Chatanooga, Shenandoah o Chickamanga son algunos ejemplos.
Antes de acabar debo reconocer mis simpatías por el bando sureño. Como decía antes, Patrick Swayze tuvo mucha culpa de ello, pero también la música puesto que el Southern Rock me gusta mucho y la bandera sudista predomina en los ambientes rockabilly. No por ello quiero decir que esté a favor de la esclavitud, y he aquí una buena herramienta para que nos demos cuenta que había muchos más intereses en aquella guerra que los pobres negros, que por desgracia no mejoraron mucho después del conflicto y que aún hoy en día continúan sufriendo un montón de diferencias sociales con los blancos del lugar.
No me extiendo más pues son muchos los aspectos remarcables de este libro, muy recomendable no sólo porque es de los únicos que existen en español, sino por su indudable calidad y concisión, centrándose de lleno y sin pajas en el tema que desarrolla con total éxito.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...