Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

lunes, 29 de septiembre de 2014

Elantris de Brandon Sanderson

Elantris, la ciudad más maravillosa jamás conocida, la más envidiada y elogiada; cuyos habitantes rondaban la deidad y superaban en todos los campos a sus vecinos, perdió de un día a otro todo su brillo. Donde hubo luz y vida todo se marchitó y quedó cubierto por una capa de lodo. De bendita a maldita en sólo un instante y sin saber porqué. Y mientras descubrimos la razón de este súbito cambio, asistiremos a constantes guerra de religión, de política, de lógica contra fe, y también de sexos, con grandísimos adversarios en todos los bandos.
No se me ocurre mejor manera de comparar la opera prima del aclamado Brandon Sanderson que con el curso de un río. Durante la primera mitad del recorrido, las aguas circulan lentas y llenas de detalles en los que entretenernos, con leves turbulencias de vez en cuando.
Pero tras superar este punto medio, el ritmo comienza a acelerarse para deleite del lector, navegando entre peligrosos rápidos salpicados por la espuma, saltando por cataratas y desniveles hasta llegar a la ansiada desembocadura. Y por ponerle alguna pega aparte del detallado y lento comienzo, reflejar que para mi gusto abusa de los nombres extraños y difíciles de pronunciar para los personajes, lugares, religiones y cargos, asunto que pese a ser un poco tedioso y trabajoso al principio, según avanza la lectura se va dominando aunque parezca imposible ¿Kolo?

viernes, 29 de agosto de 2014

Winter is leaving...

...Y muy a mi pesar no voy a hablar en esta ocasión de Juego de Tronos, sino del recientemente fallecido Johnny Winter. Tuve el honor de verlo en directo hace unos años (ver enlace) y ya presentaba un estado de salud bastante lamentable, cosa que no le impedía seguir metiéndole watios al blues, aunque fuera sentado en una silla. Y así ha estado hasta el final de sus días, tocando sin parar a lo largo y ancho del planeta hasta que ya no dio más de si. Uno de los afortunados en poder estar con él en una de sus últimas actuaciones fue el Señor DGM, que coincidió con él en Brno (República Checa).
Nos quedamos sin otro bluesman de los míticos y están de suerte en el infierno, donde desde hace poco tiempo ha comenzado ya su tour eterno. Quién sabe si hará un poco más de fresco por allí ahora que el invierno ha llegado al inframundo. Go Johnny go forever!

sábado, 2 de agosto de 2014

Esencia Oscura de Tim Powers

Como bien sabéis desde hace tiempo, en este rincón se aprecia la cerveza y los libros, y cuando estos dos elementos se combinan no me puedo resistir a sumergirme en ellos sin pensar mucho en las consecuencias. Tal es el caso de esta novela, donde la cerveza tiene un papel protagonista tanto en su elaboración como en su consumo. El protagonista, un soldado irlandés llamado Duffy, es bastante aficionado a ella, tanto por su cultura de origen como por los hábitos adquiridos en sus años de combate que son ya muchos. Y aparte de esta afición que roza casi el problema, tiene otra curiosa característica que no es otra que ser un imán para lo sobrenatural. Parece que los sucesos paranormales le persiguen y se ceban en él para su pesar y van forjando la trama del libro. A todo esto se suma una liosa forma de describir los combates a espada y una mezcolanza de leyendas celtas, vikingas y artúricas salpicadas por un toque de humor que hacen que la lectura vaya de más a menos y al final quedemos un poco desencantados con el resultado. Se acaban las páginas y nos pesa no haber podido probar la cerveza Herzwesten, aunque por lo menos hemos sabido qué era la esencia oscura.

sábado, 26 de julio de 2014

La Leyenda de Jay-Troi el Inmortal de Daniel Menéndez Cuervo

Si en alguna ocasión te encuentras sentado cerca de una hoguera en una fría noche de invierno y un anciano se acerca para compartir conversación y un poco de calor, escúchalo. Te contará una historia que ocurrió hace mucho tiempo, las hazañas de un guerrero que vivió aventuras épicas acompañado de buenos amigos y compañeros, que se enamoró y tuvo que luchar por conseguir ese amor, y del que dicen que nunca murió...
Y en verdad que el anciano habló y habló porque no se pueden contar más aventuras en este libro. Ningún lector se podrá quejar de que no le pasan cosas al protagonista. No hay paja ni relleno que sobre, incluso algún pasaje se podía haber desarrollado más. El ritmo de la narración es frenético, a lo que ayuda el pequeño tamaño de los capítulos. Y aunque parezca una novela juvenil, el contenido que narra no lo es en absoluto. Me recuerda en cierta manera al Oso Cavernario (ver enlace), en cuanto a los clanes con sus leyes y costumbres. Destaco al personaje secundario Marpei, amigo del protagonista, cuya afición por el vino y por las buenas historias son un gran aliciente además de sus divertidos diálogos. Y me quedo con el recuerdo de que yo también conozco a un inmortal, aunque este es de Ávila; y con el estremecimiento al oir los tambores riaños, toda una prueba de fuego para cualquier valiente que se precie.

lunes, 30 de junio de 2014

Arizona Baby - Sala Potemkim Salamanca 09/05/2014


Y a la tercera fue la vencida y pude por fin ver en directo al trío vallisoletano. En las otras dos ocasiones que pasaron por la ciudad no pude asistir y ya tenía ganas de quitarme esa dolorosa espina, cosa que hice con gran éxito.
Un concierto intenso que pasará a la historia como “el concierto de las cuerdas rotas” ya que fueron varias las que rompió el Señor Vielba durante la actuación. Llegué a perder la cuenta y no sé si fueron tres o cuatro veces las que el Señor Marrón tuvo que ponerse manos a la obra y cual experimentado luthier afanarse en su labor, situación que aprovechaba Vielba para tocar versiones tan dispares como Fat Boy Slim (en plan DJ acústico), el I feel free de los Cream, o para mostrar que es un alumno aventajado, o incluso maestro, del gran Fernando Pardo a la hora de contar anécdotas y animar al ya de por sí entregado público que llenaba el Potemkim. Porque varias fueron las alusiones de agradecimiento a la sala por haberlos acogido tan bien en sus comienzos y servirles de lanzadera en su exitosa carrera musical. Aprovechando el concierto para presentar las canciones que llenarán su próximo trabajo, sigo diciendo una y mil veces que si sus canciones son ya de por sí buenas grabadas en el estudio, mucho mejores son cuando ganan la fuerza del directo, consiguiendo esos momentos mágicos de éxtasis musical que sólo los grandes del rock son capaces de alcanzar.
Después del espectáculo pudimos hablar con ellos y derrocharon cercanía y amabilidad atendiéndonos con cariño y paciencia, teniendo tiempo para que nos hicieran alguna confesión como que el minero que ilustra la portada de su EP Its called work, es el tío Nicolás del Señor Vielba, así son las historias del rock and roll. Y como si este mundo fuera un pañuelo, a los dos días los veo en pleno Telediario de la Primera, cerrando la edición con su actuación en el WOMAD de Cáceres ante 20.000 personas como si nada. De nuevo historia pura del rock and roll. 
Como muestra os dejo el video de la canción Owners of the World, homenaje al cómico o filósofo, segun se mire, George Carlin. Espero que os guste tanto como a mí.

viernes, 13 de junio de 2014

From Hell de Alan Moore y Eddie Campbell

A saber el tiempo que llevaba pendiente de que esta obra llegara a mis manos. Había oído buenas recomendaciones y tras lo ya leído por mí de su autor con tantísima satisfacción, se me hacía la boca agua (o su equivalente a mis ojos) al tenerla por fin a mi alcance. Sin embargo, nada más descubrir el tema que trata se me cayó el alma a los pies. No tiene nada que ver con el cómic que es un trabajo sensacional, sino porque el Destripador nunca me llamó la atención.
Dejando a un lado este incidente, me centraré en lo positivo de este cómic, que como decía antes, es una pasada en cuanto a elaboración, entrelazando de manera magistral los diferentes puntos de vista de la trama (asesino, víctimas y policia), a la que vez que diferenciándolos en cuanto a lenguaje y costumbres. Y según dice Moore, todo con el proposito de que una ficción dé respuesta a una posible realidad, empeño que logra por completo.
Además, es bueno comenzar encontrándome de nuevo con el inspector Abberline, un personaje al que ya le tengo cariño y considero de la familia por la cantidad de veces que ha aparecido en diferentes obras que han ido pasando por el blog. Y por supuesto, siempre es un placer para mí volver a las calles de Londres, ciudad que me acogió durante una buena temporada y que siempre tengo en mi mente como escenario y como realidad. Por esto destaco el capítulo cuarto de la obra, donde de la mano del Doctor Gull realizamos un paseo en carruaje por distintos puntos de la ciudad con simbología oculta (en algunos estuve y no me enteré de nada, bendita ignorancia): calles, monumentos, iglesias... Más parecía un libro de Juan G. Atienza que un cómic.
En cuanto a las ilustraciones, los trazos finos donde abundan las lineas y el contraste total dan un aire siniestro a la historia como no podía ser de otra forma, salvo en contadas excepciones en las que la acuarela sirve para distinguir el tipo de vida de las clases sociales más privilegiadas de las menos favorecidas. Todo ello con el enorme pero de la diminuta tipografía empleada en la edición de Planeta DeAgostini, que me ha dejado un poco más ciego de lo que ya estoy.

lunes, 9 de junio de 2014

Canciones que cantan los muertos de George R. R. Martin

Te daré seis razones para leer estos seis relatos: Si estás buscando una dieta de adelgazamiento, si te gustan las aventuras tipo Elfo Oscuro, si tienes miedo a las agujas, si estás buscando una mascota especial o fuera de lo común, si tienes dudas al elegir entre el amor y la vida o si tienes ganas de recordar viejas amistades olvidadas, este es sin duda tu libro.
Pensando en plan masoquista y como se trata en teoría de un libro de terror, las que mejor (o peor) me lo han hecho pasar han sido la dieta, la mascota y las viejas amistades. No está mal un cincuenta por ciento de sufrimiento literario de vez en cuando.

sábado, 24 de mayo de 2014

Propaganda Electoral en Jornada de Reflexión: Decibelios - Piara Indecente 1984

En esta jornada tan especial víspera de otras inútiles elecciones, quiero recordar este tema de los míticos Decibelios. Aunque la canción tiene nada más y nada menos que treinta añitos, está claro que por aquel entonces y a pesar de llevar pocos años de democracia, a muchos ya se les había visto el plumero. 
Por si alguien tiene todavía ganas de reflexionar esta tarde, yo prefiero ver el fútbol. Los que me conocen ya saben quien quiero que gane la Champions.

martes, 29 de abril de 2014

La Cúpula de Stephen King

Me encanta Stephen King, y el intenso bombardeo publicitario en televisión para promocionar la serie sobre su libro me ayudó a lanzarme a leer esta voluminosa obra. La afirmación "mejor el libro que la película" suele cumplirse casi al cien por cien, así que mejor cumplirla que lamentarse.
Con un comienzo súbito y un argumento simple: una cúpula misteriosa que surge de repente, nos vemos aislados en el pueblo de Chester Hills. Pero no estamos solos, la variopinta y diversa población de la localidad está a nuestra vista con todas sus privacidades al descubierto, cosa que aprovecharemos para cotillear al máximo sus vidas y pensamientos más íntimos, viendo en cada instante como reaccionan y se enfrentan al desafío de la cúpula. Y no se hace esperar la acción porque desde el primer instante la demografía local empieza a descender cayendo como moscas, o mejor dicho en este caso, como pájaros.
A pesar de la inmensa cantidad de personajes y de que vamos saltando de unos a otros sobreponiendo acción vivida sobre acción por vivir, la lectura es frenética por su estructuración en capítulos cortos. Además, Stephen nos va adelantando cosas terribles que van a pasar y así consigue crear más tensión si cabe, dejando también una puerta abierta al humor que vendrá de la mano de un perro corgi llamado Horace.
La verdad es que este libro me ha parecido más que una novela, un experimento sociológico con cobayas humanas. No estaría nada mal que hicieran una versión a la española porque seguro que reaccionábamos de manera muy distinta a la americana, no digo ni mejor ni peor, sólo diferente. Y he terminado la lectura con el inquietante remordimiento de pensar que yo de pequeño también jugaba con las hormigas, cosa que entenderán a la perfección los que hayan leído el libro.
Poco tiempo después de finalizar esta obra, le pregunté a mi amigo FAM sobre la serie de televisión que él sí había visto. Por lo que me contó parece que poco tiene que ver con la trama original porque había cambios sustanciales y poco acertados según mi opinión, además de que los trece capítulos emitidos no cubren toda el libro, así que me entran serias dudas de ver la serie o por lo menos no hacerlo a corto plazo.

domingo, 6 de abril de 2014

Rosendo - Vergüenza Torera

La obra de Rosendo Mercado se reconoce con claridad por diversos motivos. Uno de ellos es su peculiar voz y acento castizo, otro es su forma de tocar la guitarra con riffs y solos muy personales, y otro más son sus letras con rimas fáciles pero llenas de contenido. Todas estas características, que podríamos llamar en conjunto estilo, no significan ni mucho menos que nos encontremos ante un disco más de un autor con sesenta años a sus espaldas y quince trabajos publicados, sino que hay aquí mucha tela que cortar en su interior. Por todo ello, recomendamos una escucha atenta y continuada para no perder detalle.
Nos encontramos con once canciones formando casi un monográfico dedicado a la situación actual del país, donde cada estamento y clase social lo vive de manera diferente y como suele ser habitual, unos mejor que otros. Unos podrían decir que es una crítica feroz hacia políticos, banqueros y demás clase dirigente que siguen saliendo indemnes de la crisis, aunque yo más bien me inclino hacia una descripción realista de los hechos. Fijaos como está la cosa que si hace muchos años ya Rosendo decía que era una mierda aquel Madrid, ahora lo tiene que hacer extensible a todo el país.
Uno de los aspectos que más nos ha llamado la atención de este disco, es el gran número de canciones lentas que contiene, donde sus letras son pura poesía, destacando el hecho de que una de ellas, "A remar", haya sido creada por su hijo Rodrigo.
Algunos me dirán que es mucho pedir, pero desde este humilde rincón de la web quiero pedir un sillón de la Real Academia de la Lengua para Rosendo Mercado. No es ningún disparate por lo que voy a explicar a continuación, y si es demasiado, pues que creen uno especial para el punto de la i o el palito de la ñ, llamado virgulilla, que se lo tiene bien merecido. El porqué es simple, porque maneja a la perfección el lenguaje popular, con montones de expresiones, giros y frases hechas que le dan una riqueza sin igual al idioma.
Y para completar la entrada, espero que el 5 de Julio se produzca la conjunción planetaria necesaria para que podamos acudir a Hoyos del Espino y ver al gran Rosendo junto al grande también John Fogerty en una noche que no se olvidará en mucho tiempo. Amén.

sábado, 29 de marzo de 2014

¡Infectado!

No sé de donde vino pero me atrapó aprovechando mi debilidad. Un desagradable compañero de viaje que no conoce armas eficientes para combatirlo y que parece que encontró un lugar de su gusto porque me está costando muchos sudores deshacerme de él.
Empezó como un simple catarro al que dejar atrás después de una semana como suele ser habitual. Sin embargo, cuando los mocos y el dolor de gargante desaparecieron, la fiebre se quedó durante cinco semanas, maltratando mis articulaciones y sobre todo mi hígado. Cansado, abatido y desesperanzado ante un enemigo invisible, llegué a pensar cosas horribles durante mis nocturnos delirios febriles.
Hasta que un día se manifestó con su nombre real, presentándose por fin y saliendo de su escondrijo intracelular. Por fin nos conocíamos, con la tranquilidad de olvidar las cosas horribles que habían invadido mis sueños y con el pesar de la falta de tratamiento. Lo único que se podía hacer era paliar los síntomas de la fiebre y procurar el máximo reposo para que la recuperación fuera lo más rápida y efectiva posible.
Y en este estado me encuentro, recuperando poco a poco los ánimos y las fuerzas para seguir dando guerra, pues son muchas las cosas que me quedan por hacer y disfrutar por mucho que una malvada criatura microscópica se empeñe en impedírmelo.

jueves, 20 de marzo de 2014

Commando: Autobiografía de Johnny Ramone

Para mí, los Ramones ocupan la A del abecedario del Rock and Roll. Les tengo un aprecio inmenso y no me canso de escuchar sus canciones y de conocer más detalles de su historia, por lo que este libro ha venido a saciar mis apetitos durante una buena temporada.
Johnny Ramone, guitarrista y alma mater de la gran banda del punk rock, nos cuenta de primera mano, y como de una conversación con él se tratase, todas sus experiencias con la banda de principio a fin de su carrera. Desde su infancia, su turbulenta adolescencia y por fin, el nacimiento, crecimiento, reproducción y muerte de la banda y del propio protagonista. Y digo reproducción porque la banda iba dejando su semilla allá por donde tocaba en directo, como bien comprobaría Johnny en los años noventa cuando las jóvenes bandas con las que tocaba le repetían una y otra vez la enorme influencia que habían tenido los Ramones en su creación.
Un gran amante de la música, del beisbol y del cine de terror, creó los Ramones junto a sus amigos del barrio Tommy, Dee Dee y Joey con el único objetivo de crear diversión y rock and roll. Y vaya si lo lograron, a pesar de todos los altibajos, decepciones y cambios de miembros, la banda se mantuvo firme hasta el final de sus días. Johnny era un tipo trabajador y cumplidor, y se preocupó de que le cosa funcionara y les diera de comer (u otros vicios) a todos los integrantes del cuarteto. Y les pasó lo mismo que a tantos pintores y artistas, que lograron más fama y dinero cuando estaban retirados o ya habían muerto.
Nos cuenta un montón de confidencias sobre su vida privada, sobre la banda y sobre otros músicos y grupos. Aunque fue muy amigo de otros rockeros como John Frusciante de Red Hot Chili Peppers, Eddie Vedder de Pearl Jam o Kirk Hammett de Metallica, nunca se casó con nadie y no le importó dejar plantado a Pete Townsend por llegar tarde por muchas ganas que tuviera de conocerlo. Es curioso lo que cuenta sobre salir de gira al extranjero y lo mucho que le costaba pues era muy americano. En sus viajes odiaba ir a Francia y nunca fue a Rusia por su gran sentimiento anti-comunista y el miedo a posibles represalias. Sin embargo habla muy bien de Japón, Sudamérica y sobre todo de Italia y de España, donde le encantaba el tiempo, la comida y la gente (Gracias Johnny). Y por fin he encontrado respuesta a una pregunta que me atormentaba desde hacía mucho tiempo y no era otra que qué pintaba Phil Spector produciendo a los Ramones. Cosas del negocio musical. Sí que hecho en falta que contara cómo aprendió a tocar la guitarra, aunque si habla de su equipo y preferencias: una Mosrite, amplis Marshall al diez, one two three four y a tocar lo más rápido posible.
De la edición destacar la enorme cantidad de fotos interesantes que trae, aunque haya algunas que no se vean en la junta de las páginas, y en la parte final los anexos con más fotos, sus canciones favoritas y sobre todo la discografía completa de los Ramones comentada por él mismo, sin pelos en la lengua para decir qué discos le gustaron más y cuales fueron una mierda literalmente.
Un enorme placer haberte conocido más en profundidad Johnny, y aunque muchas veces fueras un tío taciturno y gruñón, te lo perdono todo porque nos diste mucho más: Gabba, Gabba, Hey!

jueves, 13 de febrero de 2014

Tierras Rojas de Joe Abercrombie

Como suele ser habitual en los libros de Abercrombie, los comienzos son al despiste. Nos da vueltas para marearnos y no encontrar el camino, para luego después, y como si de un juego se tratara, ponernos pistas para orientarnos y poco a poco encontrar la senda correcta. Así, al principio la trama no me convencía mucho, además de que echo en falta enormemente a mi añorado Logen Nuevededos, pero con confianza nos vamos metiendo en el libro y nos engancha a las pocas páginas.
El ambiente descrito nos ayuda, porque aunque es un libro de fantasía podría decirse que de época medieval, nos vemos de pronto inmersos en las tierras del oeste del Círculo del Mundo, que tienen un gran parecido con el oeste que nosotros conocemos como Western: hay fiebre del oro, salones, caravanas, nativos salvajes, un lobo con piel de cordero y algún que otro idiota con principios.
Abercrombie es un genio creando y manejando personajes, y en este libro hay tantos y tan buenos que es muy difícil quedarse con uno como personaje principal, puesto que muchos podrían aceptar este título. Mención especial para los personajes femeninos tanto en esta obra como en las anteriores. Otra cosa que llama la atención son las escenas de cama, poco abundantes pero que suelen salir caras a los que se involucran en ellas, provocando situaciones graciosas y peligrosas a la vez.
Por sexta vez me quito el sombrero ante Abercrombie. En esta ocasión ha retratado a la perfección un tema que tanto en la ficción como en la realidad suele acabar con más perdedores que ganadores, y que no es otro que el descubrimiento y conquista de nuevos territorios en los que habitan nativos con otras costumbres a las del pueblo invasor.
Y se acabó por ahora la obra de Abercrombie, habiendo devorado sus páginas a ritmo vertiginoso con emoción e intriga hasta el último párrafo y con ganas ya de más. Por los dados de Amistoso me juego lo que queráis que esto no termina aquí y que continúe pronto ¡por favor!

lunes, 27 de enero de 2014

Blacksad 5: Amarillo de Díaz Canales y Guarnido

Paseando hace un tiempo por las calles de Valladolid me llevé una gran sorpresa al ver en un escaparate a mi viejo amigo el gato Blacksad nada más y nada menos que montado en una estupenda moto. Sin pensarlo me acerqué y pude ver que estaba rodeado por el color amarillo de las portadas de su nuevo álbum... Por fin mis plegarias habían sido oídas y el reencuentro era inevitable.
Y si Blacksad es ya bueno de por sí, no sabéis cómo mejora si lo colocamos en uno de mis escenarios preferidos: la Ruta 66. A bordo de un Cadillac Eldorado enfrascado en toda una road movie, porque este gato negro tiene la inherente habilidad de meterse en problemas y vivir grandes aventuras, aunque en este número hay otro animal que le gana por goleada. Aparte de coches también hay motos y moteros “cabrones”. Y es que cuando algo que me gusta se combina con otra cosa que también me gusta en vez de sumarse se multiplican y el resultado es superior. Y no nos olvidemos de la música, cuya banda sonora os dejo al final de la entrada, con la pequeña licencia de sustituir el tema original de Get your kicks on Route 66 de Bobby Troup por la versión de los Rolling Stones, que es uno de mis temas favoritos de toda la vida.
En este número hay un montón de personajes nuevos, agrandando la ya extensa nómina de animales que han pasado por las historias de Blacksad. Por destacar alguno con relación a su profesión la hiena abogado y agente literario o la ambigüedad del payaso koala. Además conoceremos más detalles de la vida privada de nuestro protagonista, abriendo nuevas puertas a la continuación de la serie. Y es que se me ha hecho cortísimo este nuevo episodio, sólo me queda el consuelo de unas risas y unas fotos de recuerdo hasta que llegue la próxima entrega.

viernes, 24 de enero de 2014

Norte contra Sur de Jesús Hernández

Desde mi más tierna infancia tuve conocimiento de la existencia de una guerra civil en Norteamérica. El primer contacto vino de los Playmobil, con sus muñecos confederados y unionistas que me encantaban, y posteriormente a través de la televisión con la serie Norte y Sur, donde Patrick Swayze encarnaba a un sureño por el que sentí gran simpatía.
Ahora me apetecía profundizar un poco más en el conflicto y cual no sería mi sorpresa al encontrarme con la poca cantidad de libros sobre el tema en idioma español. En internet tres cuartos de lo mismo, pero finalmente encontré algo. Mi primer paso fue a través del blog guerradesecesion.wordpress.com que me sirvió para ir haciéndome una idea del origen de la confrontación y de todos los tópicos equivocados que tenía. Y de aquí hacia el libro que nos ocupa.
A Jesús Hernández ya lo conocía de la época anteblogiana, cuando leí su otro libro Curiosidades de la Segunda Guerra Mundial, que me encantó y del que no descarto una segunda lectura. Viendo lo amenos y didácticos que son sus escritos, no me quedó duda alguna para adquirir y devorar el libro. Asimismo, un recomiendo su blog es-la-guerra.blogspot.com.es que tampoco tiene desperdicio.
Jesús Hernández distribuye el tema intercalando la cronológica sucesión de los eventos históricos de la contienda con aspectos de la vida social de aquellos años, lo cual ayuda mucho a entender y clarificar el porqué de esta guerra, aparte de testimonios reales de combatientes y civiles de ambos bandos implicados directamente en ella.
Comenzando por las características de la esclavitud, cuya abolición se toma como principal motivo de la guerra y no es así, conoceremos mejor la figura de Abraham Lincoln, importantísima en el desarrollo de los hechos y un ejemplo de superación por todos los avatares que tuvo que pasar en su vida y que le llevó a su prematura muerte.
En cuanto a la guerra en sí, me han llamado la atención varios aspectos, como la extendida incompetencia de los generales al mando de las tropas de ambos bandos, cuyos errores e indecisiones evitaron que la guerra acabara antes y sacrificaron un montón de vidas inútilmente, sobre todo del lado de la Unión, simplemente porque disponían de más efectivos humanos. Se habla de alrededor de un millón de muertos entre miembros de un mismo país, una carnicería que como digo pudo ser evitada en su mayor parte. De entre todos los inútiles mandos militares o fallecidos durante la contienda, al final destacaron Lee y Grant en cada bando, dando valor al dicho que habla del país de los ciegos. A Lee lo temían y respetaban por su astucia y rapidez de movimientos, y Grant fue bastante respetuoso en el momento de la rendición, a pesar de que le gustara bastante el whisky, cosa que no le impidió llegar a Presidente de los Estados Unidos. Otra curiosidad es el nombre de las batallas, que variaba de un bando a otro, y en el que abundaban los topónimos indios, lo cual le da un aire exótico al conflicto: Chatanooga, Shenandoah o Chickamanga son algunos ejemplos.
Antes de acabar debo reconocer mis simpatías por el bando sureño. Como decía antes, Patrick Swayze tuvo mucha culpa de ello, pero también la música puesto que el Southern Rock me gusta mucho y la bandera sudista predomina en los ambientes rockabilly. No por ello quiero decir que esté a favor de la esclavitud, y he aquí una buena herramienta para que nos demos cuenta que había muchos más intereses en aquella guerra que los pobres negros, que por desgracia no mejoraron mucho después del conflicto y que aún hoy en día continúan sufriendo un montón de diferencias sociales con los blancos del lugar.
No me extiendo más pues son muchos los aspectos remarcables de este libro, muy recomendable no sólo porque es de los únicos que existen en español, sino por su indudable calidad y concisión, centrándose de lleno y sin pajas en el tema que desarrolla con total éxito.

lunes, 20 de enero de 2014

Ganar en la Bolsa es posible. El método Ajram de Josef Ajram

No tenía intención de publicar entrada alguna sobre este libro, debido a lo dispar de la temática que trata en relación con la que suele aparecer en el blog. Sin embargo, el hecho del estreno de la película El Lobo de Wall Street en fecha reciente haga que estos temas bursátiles se pongan de moda y que a alguien le venga bien esta reseña.
Ajram, deportista extremo y broker experimentado, nos presenta un método para iniciarse en este mundillo y marcarnos el objetivo inicial de ganar 100 euros al día. En un breve y conciso manual nos explicará lo que necesitamos saber para sacarle una mayor rentabilidad a UNA PARTE de nuestros ahorros, utilizando las herramientas que las nuevas tecnologías ponen a nuestro alcance. Por si alguien todavia no se ha dado cuenta, fíjense bien en que subrayo y recalco una parte. Si bien el método admite variables y adaptaciones a cada perfil, puedo afirmar que la información y la metodología que presenta funciona, cosa que he comprobado en mis propias carnes, o mejor dicho en mi bolsillo, sin obviar que también se cometen errores.
Por otra parte, y acercando el libro más a la temática del blog, acabo de terminar de leer Tierras Rojas de Joe Abercrombie, y con ello he tenido la oportunidad de visitar la ciudad de Arruga, lugar que he relacionado desde un primer momento con lo poco que conozco del universo bursátil:
En Arruga conviven putas, sinvergüenzas y mentirosos, aparte de un montón de desgraciados y perdedores a los que sólo les quedan sus sueños rotos como patrimonio. Las putas equivaldrían a los valores en los que podemos invertir, y de los que saltaremos de unos a otros sin fidelidad ninguna llevándonos simplemente por nuestros intereses económicos. Los sinvergüenzas son las grandes agencias de inversión que mueven los valores a su antojo y en su propio beneficio. Los mentirosos son aquellos que calientan o desinflan los valores con rumores falsos según sus intereses. Y los desgraciados y perdedores son aquellos que cometieron errores y perdieron su dinero por no hacer bien las cosas. Sólo el tiempo y algún que otro tropezón nos dirá de quien nos podemos fiar y a quien debemos ignorar para salir bien parados y airosos de nuestra visita a las calles embarradas de Arruga. Suerte y que las plusvalías les acompañen.

viernes, 17 de enero de 2014

Licerrock en Twitter

Como propósito de año nuevo me he registrado en Twitter. He pensado que dado que no tengo tiempo suficiente para publicar entradas regularmente, esta herramienta podría ser útil para estar un poco más al día, ya que tengo la posibilidad de utilizarla desde el móvil, lo cual da mucha más flexibilidad e inmediatez.
Por lo que llevo explorado, he podido deducir que más que una red social se trata de una tremenda red de información (o desinformación según el tema que se trate) con una gran ventaja que no es otra que la rapidez con la que se describen eventos y noticias, casi rozando el tiempo real.
Poco a poco iré profundizando más en el tema y si queréis encontrarme por allí os dejo el enlace o el hashtag o como se diga, que todavía no estoy muy puesto en ello:

martes, 7 de enero de 2014

Camino a las Tierras Rojas de la mano de Joe Abercrombie

Gracias al azar, a haberme leído todos los libros de Abercrombie y por supuesto a La Espada en la Tinta y Lee Runas, hace unos días inicié mi camino hacia las Tierras Rojas, un territorio salvaje y por cartografiar, donde la fiebre del oro tiene mayor empuje que la precaución y el interés por la propia vida. 
Acompañado de nuevos y viejos amigos (y enemigos), estoy disfrutando de lo lindo con este viaje, a pesar de que tenga polvo metido hasta entre los dientes y los salvajes nativos de la zona me tengan encogido el corazón. Atrévete tú también a viajar con nosotros, seguro que la recompensa merece la pena. 
Y en breve la reseña.

martes, 31 de diciembre de 2013

Cerveza Damm de Navidad 2013


Me gustan las cervezas y las series especiales de Navidad me llaman bastante la atención. Este año ha cruzado nuestros gaznates la versión navideña de la cervecera Damm, embotellada más como un vino que una cerveza pero sin por ello llevarnos a error, ya que su etiqueta es altamente clarificadora.
La cerveza es una rubia clarita, con espuma cremosa y poco gas en una botella de 66 centímetros cúbicos que se antoja es una buena medida, y que presenta un sabor largo y constante con un gusto final que no sé discernir. Pero no hay que preocuparse porque como decía, la etiqueta tiene suficiente información para eliminar cualquier duda, solamente hace falta seguirla como si fuera una chuleta escolar. Así vemos que ese gusto final que no era capaz de distinguir parece ser que equivale a cereales tostados.
Todavía queda algo de temporada navideña y existe la posibilidad de encontrar alguna otra. Se echa de menos las de Estrella Galicia que han pasado por aquí otros años, pero si no las encuentro por lo menos no quedará en vacío el expediente navideño de 2013.

viernes, 27 de diciembre de 2013

El Hobbit 2: La desolación de Smaug

Un añito de espera para continuar la road movie de estilo fantástico donde un grupo de enanos y un par de famosos ayudantes van en busca de su montaña perdida y de todo el oro y riquezas que contiene. Y bien ha merecido la pena porque me he dejado llevar por todos los increíbles escenarios, trepidantes secuencias y variopintos personajes para pasar un largo y agradable rato.
Pensaba que habría un pequeño resumen para recordar a los más olvidadizos lo ocurrido en la primera parte pero no ha sido así. La acción comienza de inmediato y sin pausas de principio a final, pasando por algún pasaje que se podría hacer algo largo pero que se compensa con otros aderezos. Y para no destapar mucho la trama, destacaré lo que más me ha gustado sin darle mucho a la tecla y de forma individualizada para que no se establezcan muchas relaciones:
Igual que en la primera parte, los viajes privados de Gandalf que en el libro quedan vacíos, se muestran aquí de forma clara con el claro objetivo de enlazar con lo que vendrá en la trama del Señor de los Anillos; unos cuantos elfos famosos se unen a la cuadrilla para darle más aliciente y largura a la narración; pero sin duda lo que más me ha llamado la atención ha sido la secuencia de los barriles que es alucinante, no da tiempo apenas de fijarse en todos los detalles que se muestran mientras los enanos están en remojo; y lo máximo ha sido la voz del dragón Smaug, melosa y cautivadora, tan pronto somos una presa esperando que nos devore como mantenemos con él la más interesante de las conversaciones.
Y ahora a esperar otro añito para deleitarnos con el capítulo final de la serie. Unos dirán que se ha alargado artificialmente en demasía el libro original de Tolkien, y aunque es la pura verdad, se ha hecho de una manera magistral y tiene todos mis parabienes para volverlo a hacer en la próxima entrega.

jueves, 26 de diciembre de 2013

Coppini

Germán Coppini siempre me pareció un tipo raro, un artista que dicen, de esos cuyas rarezas se consideran arte y se respetan. Para mí hubo dos Coppinis: uno el punk fundador de Siniestro Total que tanto me dio en mi juventud, y otro el tipo triste que cantaba aquello de malos tiempos para la lírica y que deseché pronto porque consideraba un traidor a sus comienzos. Con el tiempo y con más ejemplos aprendí que es lo que le suele pasar a los tipos de mente inquieta y creativos que en lugar de estancarse en un estilo evolucionan hacia otros aunque no sean muy del agrado de sus seguidores, cosa que les suele dar igual.
Y así hasta ayer cuando me enteré de su muerte. No sabía que andaba mal de salud ni tampoco que proyectos tenía en marcha. Como digo, hace muchísimo tiempo que dejé de seguirle la pista, pero eso no quita para agradecerle todo lo que me ofreció: cantar a toda pastilla letras graciosas y con poco sentido gritando al pollo de plástico que usaba como micrófono. Con esto me basta para llevarme un buen recuerdo de un pionero que abrió caminos para otros que no teníamos tanto valor o que no estábamos tan al tanto de lo que se cocía por otras partes del mundo musical.
Por todo esto gracias Germán, que allí donde te halles estés a gusto y encuentres gente interesante con la que pasar la eternidad, incluso si anda por allí un Ayatolah tocando lo que no debe y te molesta, tú tranquilo que ya sabes lo que le tienes que decir...

viernes, 20 de diciembre de 2013

Los Héroes de Joe Abercrombie

Despistado como un novato me introduzco de nuevo en el universo Abercrombie. Camino despacio y con tiento en busca de referencias a las que asirme y abandonar mi inseguridad. Por suerte, poco a poco este sentimiento va desapareciendo. Me encuentro en el Norte y allí tengo viejos amigos... y enemigos.
Vamos al encuentro de una cita que dejará atrás todas las escaramuzas, la madre de todas las batallas que dirima por fin quién es el que manda en estas tierras. Ambos bandos se acercan al punto convenido, unas piedras ancestrales que los atraen como un imán y que desde tiempo inmemorial son conocidas como los Héroes. Los guerreros más veteranos, aquellos que incluso son ya protagonistas en las canciones, saben que ha llegado la hora de la verdad y por ello se preparan con sus miedos y sus manías. Los más jóvenes e inexpertos buscan la gloria y la inmortalidad sin saber que su ignorancia les impide ver que tendrán que pagar un precio por ello, un precio muy alto para la mayoría.
Y una vez producido el encuentro, la magia de las letras que tan bien maneja Abercrombie nos hará viajar de bando a bando siguiendo el camino que marca la muerte eligiendo a los que se llevará de vuelta al barro para siempre. Héroe contra héroe se buscarán en el fragor de la batalla, quitándose del medio a todo aquel estorbo que se cruce en su camino, buscando un rival que esté a la altura de sus capacidades, blandiendo su espada, levantando su hacha en una lucha por la vida, por la victoria y la gloria, y por formar parte de la inmortalidad que sólo dan los versos de las canciones. Pero no sólo se lucha en el campo de batalla, un poco más allá, alejados del peligro de las flechas y del cuerpo a cuerpo, los altos mandos también guerrean en una lucha diferente. Aparte de los enemigos del otro bando también tienen enemigos en el suyo propio, donde las rivalidades internas y los piques por llevarse la gloria se llevarán por delante la vida de muchos guerreros anónimos siguiendo órdenes absurdas o equivocadas.
Como no podía ser de otra forma porque es un caballo ganador, Abercrombie ha logrado de nuevo encandilarme con otro de sus libros, consiguiendo llegar al 100% de satisfacción con su bibliografía. Creando nuevos personajes y retomando otros ya conocidos, del que destaco en esta obra a Bremer dan Gorst, famoso espadachín venido a menos, sigue mostrándonos la historia del Círculo del Mundo. Es tan inmenso el número de personajes que se hace necesario un elenco en la previa del libro para tener una guía de referencia y no perdernos en las innumerables idas y venidas que recorreremos entre los distintos escenarios que tan bien nos plantea el autor: el ordenado y jerarquizado bando de la Unión, aunque no sea oro todo lo que le reluce, y el rural y tradicional Norte, donde los apodos se los gana uno por sus hazañas. (Por cierto, el capítulo dedicado a los apodos del Norte no tiene desperdicio). Y lo mejor de todo es que esto no acaba. Nuevos círculos se abren y todavía quedan muchas cuentas por saldar, por lo que ya llevo un tiempo oyendo la llamada de las Tierras Rojas, una llamada que cada vez me cuesta más no seguir...

domingo, 17 de noviembre de 2013

Quinto aniversario del Blog

Y van cinco.  Y de nuevo se me ha vuelto a pasar la fecha, cosa que no es de extrañar porque si me suele pasar en condiciones normales, como no iba a ocurrir con los vaivenes, idas y venidas que llevamos este año por la tierra de los Gibsons. Y como es natural y de recibo, tampoco ha sido posible realizar enseñas conmemorativas ni eventos de celebración.
La cuestión fundamental y que quiero resaltar, es que pese a los irregulares flujos de redacción que llevo ultimamente, seguimos vivitos y coleando. Con un tintero a punto de reventar de lleno que está, y que en cuanto las circunstancias dejen que se destape del todo va a empezar a derramar contenidos almacenados por doquier. Mientras este momento llega, creo que la mejor manera de expresar este sentimiento es con buena música, elegiendo este tema de Pearl Jam que es uno de mis favoritos desde tiempos inmemoriales. Gracias por su paciencia y espero les guste tanto como a mí.

lunes, 11 de noviembre de 2013

O Apóstolo a los Oscars

Sí señor, sí señor, que cantaban los Leño. Al fin una buena noticia entre tanta mediocridad política-económica-laboral. Y es que aunque a mi el tema de los Oscars ni fu ni fa, si se hace justicia son tan válidos como otra herramienta cualquiera.
Hace más o menos un año que contábamos por aquí las peripecias de la película O Apóstolo, que pese a tener muy buena acogida crítica y obtener numerosos premios internacionales, había pisado bien poco las carteleras nacionales (ver enlace). Pues bien, ahora salta la noticia de que ha sido preseleccionada para optar a la mejor película de animación en los Oscars. Como bien decía Mrs. Gibson en los comentarios a aquella entrada, en este nuestro país parece que si no te valoran fuera aquí no te hacen ni caso, dándole valor al dicho "nadie es profeta en su tierra".
A pesar de que la competencia será feroz, le deseo lo mejor al Apóstolo y sus creadores, no por el premio en sí, sino para que le den en las narices a unos cuantos de los que hicieron posible que ni yo ni otros tantos pudiéramos verla en los cines. A lo mejor dentro de unos meses les toca reponerla y tragarse sus acciones, cosa que seguro les importa tres narices. Ojalá estas situaciones duren poco y deje de dolerme ya este país que me duele casi desde que tengo uso de razón para darme cuenta de ello. ¡Suerte Apóstolo!

viernes, 8 de noviembre de 2013

El Guardián entre el Centeno de J. D. Salinger

Reconozco que este libro no lo he leído con una motivación muy especial sino por un par de razones un tanto frívolas: primero por su pequeño tamaño que me venía bien para insertar entre otras grandes lecturas que tenía entre manos, y la segunda por simple curiosidad hacia una obra que figura entre  las más leídas entre los asesinos y pirados que suelen llenar las portadas de los periódicos o los titulares de los telediarios por sus funestas acciones, a lo que creo que también contribuye la peculiar vida de su autor, además de que nunca terminas de sacar relaciones que parten de este libro.
Supongo que al tratarse de un clásico de la literatura la mayoría lo ha leído o sabe de qué va, así que vamos a dejar libre el torrente de comentarios sin preocuparnos de desvelar detalles de la trama, aunque tampoco sea muy importante en este caso.
Durante un breve transcurso de tiempo acompañaremos a Holden Caulfield, un adolescente de 17 años bastante perturbado mentalmente por una serie de situaciones de lo más delirante donde predominan el consumo de alcohol, el deseo sexual y sobre todo la personalidad intransigente y atormentada, a la vez que bastante sutil y acertada, del joven protagonista. ¿Qué loco no tiene momentos de lucidez? La sensación general mientras leía el libro ha sido de espectador poco implicado porque estos desórdenes mentales los vivo a diario y ya no me llaman la atención, aunque debo confesar que me he reído en varias ocasiones con su humor bastante negro.
El aspecto más positivo ha sido encontrarme de nuevo con el poeta Robert Burns, ya que de uno de sus versos proviene el título del libro. No sé si lo he comentado antes en el blog, pero tengo una relación bastante curiosa con este autor, ya que suelo cruzarme con él de manera inesperada en mis viajes. No recuerdo bien donde empezaron estos extraños encuentros, pero se han ido repitiendo en Londres, Edimburgo y Nueva York de forma bastante divertida a la vez que intrigante. Prometo ordenar mi memoria y darle un huequito por aquí (sine die, dadas las circunstancias).
Por otro lado sigo sin ver el motivo que relaciona la obra con los asesinos que la toman como obra de cabecera, quizás sea una especial conflicidad con el protagonista debido a que compartar algún rasgo psicótico. Supongo que en 1951 y los años posteriores a su publicación tuvo que generar bastante polémica su contenido, pero a día de hoy creo que ha perdido toda esta carga porque en estos tiempos que vivimos estamos más que curados de espantos y acostumbrados, desgraciadamente, a todo tipo de locuras y crueldades.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Maneras de vivir: Leño y el origen del Rock Urbano, Biografía Oral por Kike Babas y Kike Turrón

Coincidiendo con la salida del último disco de Rosendo ha llegado a mis manos (vía biblioteca) esta magnífica edición sobre Leño, banda donde el madrileño se forjó un lugar para la posteridad en la historia del rock. Y digo magnífica porque es una edición de lujo con tapa dura a todo color con multitud de fotografías, y añado original por su diseño al viejo estilo de las cintas cassettes que tanta vidilla nos dieron hace no tantos años.
Y no sólo es interesante por tratar la historia de Leño, sino que lleva asociada de forma inherente e inseparable la historia del naciente rock en nuestro país, que por aquellos finales de los setenta y principios de los ochenta estaba más que verde. Aunque anteriormente había habido bandas en el país, el freno impuesto por la dictadura había impedido que eclosionara una corriente multitudinaria como la sucedida años antes en otros países como Inglaterra o los Estados Unidos. Lo cierto es que llegado el momento, el rock explotó y unos supieron manejarlo mejor que otros.
Leño antes
Catalogados como rock urbano, Leño siempre estuvo a medio camino entre los primeros grupos tipo Asfalto o Topo más sinfónicos, y el germen de lo que luego serían grandes bandas del Heavy Metal como Barón Rojo o Obús, situación que se acentuó aún más al nacer la movida madrileña y todos los grupos “modernos” que aquello trajo. Los propios Leño siempre dijeron que ellos eran sólo rock and roll y bien de acuerdo estamos.
Leño nació de la unión de un incipiente guitarrista fan de Rory Gallagher que escapó en estampida de la banda Ñu, huyendo de las desavenencias con su cantante y flautista José Carlos Molina (todo un personaje), con Tony Urbano y Ramiro Penas, dos catalanes emigrados a la capital. Horas y horas de curro en el local de ensayo fueron dando forma a una pedazo de banda que por haber surgido en aquellos años tuvo que pagar el pato y numerosas novatadas que al final significaron su final. La compañía discográfica los sangró todo lo que pudo y más, llegando incluso a registrar su nombre sin su consentimiento y un millar de tropelías más que casi mataron de hambre a unos músicos que ganaban en fama pero que eran mantenidos en buena parte por sus comprensivas parejas. Los medios tampoco ayudaron mucho salvo contadas ocasiones como la de nuestro admirado Paco Pérez Brian, que por aquel entonces hacía sus primeros pinitos en la radio con el programa El Búho, o la del incombustible locutor radiofónico “El Pirata” que también arrimó el hombro en la revista Heavy Rock.
Leño después
Esta bien denominada biografía oral narra con todo detalle los pocos años que duró la banda a través de los testimonios de multitud de personajes que tuvieron relación con la banda: músicos, empleados de las discográficas, periodistas... Es curioso ver como muchas veces entre ellos mismos se contradicen al narrar los mismos hechos, al haberlos vivido cada uno de una manera diferente. Curiosidades y anécdotas hay muchas, me quedo con la grabación en Londres de su disco Corre, corre, donde Rosendo tuvo ocasión de coincidir con su héroe e ídolo de la guitarra Rory Gallagher, aunque su timidez impidiera que el encuentro fuera más fructífero; la ardua tarea de creación de las letras por parte de Rosendo, intentando siempre que hubiera algún significado más allá de la rima o los peligrosos escarceos con las drogas que en aquella época estaban también en su apogeo.
Los Kikes y su obra
Al final del libro los autores narran como crearon el libro, labor muy interesante y costosa llevada a cabo muchas veces en contra del reloj porque algunos de los protagonistas iban pasando a mejor vida o porque otros eran imposibles de localizar. Se suele decir “de tal palo tal astilla”, pues este leño dio muchas astillas en forma de futuros músicos que vieron sus directos cuando eran chavales, quedando marcados e influidos en la música que posteriormente harían con sus bandas. Leño, una banda de rock auténtica sin más, y como bien decía El Pirata: “Leño pa siempre”.

miércoles, 16 de octubre de 2013

Rockin' Hellfire Recording Sessions - June 2013



Una tarde de finales de Junio, con todo el verano por delante, los Rockin' Hellfire se reunieron para hacer lo que mejor saben: tocar rock and roll del bueno y dejarlo plasmado para la posteridad. La cita tuvo lugar en los Estudios Coda, situados en el idílico escenario de la orilla del Tormes, y coincidiendo con el atardecer, las primeras notas comenzaron a sonar...
De la técnica y el oído de Álvaro se grabaron dos temas en la sesión: uno más movido, el Try Me de Bob Luman y otro más romántico pero con fuerza y pegada, el How could I help but love you de Aaron Neville, capaz de ponerle los pelos de punta a los más duros del lugar. La voz y guitarra de Zlatko “Hellfire” Tudja marcaba el camino a seguir y tras él, David “The Axe” al bajo, Luis “Bloody Fingers” con la otra guitarra y Mariano “The Ripper” Collantes al ritmo de la batería, daban forma a lo que más abajo podéis oír. Una banda conjuntada y sonando al unísono, grabando todos a la vez como sólo los más auténticos pueden hacer. Se dice que pasando la medianoche, unas misteriosas y bellas coristas acudieron al Estudio para aportar sus voces a la grabación, pero eso ya forma parte de la leyenda.
Rockin' Hellfire tocan temas propios creados por Zlatko, madurados por el tiempo como el buen vino, y versiones de temas clásicos del rock and roll, pero no las típicas versiones tan manidas y requeteescuchadas una y otra vez, sino temas no tan conocidos y no por ello menos interesantes. Esta actitud es de agradecer porque cada concierto se convierte en una lección práctica de buena música que amplia nuestros horizontes auditivos de forma grata y agradable.
Sin más preámbulos os dejo con los Hellfire, con el firme consejo de no perder la oportunidad de verlos en directo si tocan cerca de vuestro territorio. No os defraudarán.

jueves, 3 de octubre de 2013

La Mejor Venganza de Joe Abercrombie

Recién salidos de la trilogía de la Primera Ley, no podíamos refrenar nuestras ansias de seguir metidos en el universo Abercrombie, más conocido como el Círculo del Mundo, así que ya tenemos servida en bandeja esta exquisita venganza para ser degustada en frío o en caliente según el gusto del lector.
Aunque en un principio parece que la historia es completamente ajena a lo leído anteriormente, pronto empezaremos a hacer conexiones con personajes ya conocidos y lugares que nos sonaban lejanos y ahora tenemos a tiro de piedra, como el reino de Estiria y sus provincias colindantes. En un santiamen nos vemos de nuevo metidos en el ajo Abercrombie, genial.
Podía considerarse este libro como el manual práctico del buen vengador, con concienzudos planes, personajes macabros, ambiciosos y crueles dispuestos a hacer lo que sea a cambio de un buen montón de monedas, aunque siempre existe alguna conciencia inquieta que intenta seguir el buen camino pese a todas las tentaciones que le van a rodear. Con la ya reseñada habilidad de Abercrombie para diseñar excelsos personajes, plagados de atributos y características que los hacen únicos, y con una predilección ya usual por las minusvalías y las enfermedades psiquiátricas, acompañaremos a un grupo de asesinos en busca de una recompensa final en forma de oro para algunos y para otra en particular en forma de satisfacción personal. Un grupo tan heterogéneo donde la traición se palpa a cada instante y nadie duerme tranquilo por miedo a pasar de asesino a víctima, con constantes intercambios en el protagonismo de los personajes, pasando de principales a secundarios y viceversa en un abrir de ojos o pasar de página. Y todo este camino para llegar a una confrontación final donde no quedará uña sin recibir bocado y hacernos la pregunta más importante: ¿habrá merecido la pena tanto esfuerzo y tanta sangre para satisfacer las ansias de venganza?
Y para terminar, un simple detalle de esos que se me ocurren en forma de relación. Mientras leía este gran libro, me ha llegado a la memoria el recuerdo de otra mujer en busca de venganza que leí de la mano de Matilde Asensi y su pirata Ojo de Plata (ver enlace). Mira que aprecio a Matilde pero es que no tiene ni punto de comparación su obra con esta de Abercrombie que le da mil vueltas, una simple opinión personal que no creo que vaya muy lejos.

viernes, 20 de septiembre de 2013

Los Chicos Eléctricos de Fernando Pardo

La enfermedad coronaria que padecemos por estas latitudes nos hace recaer en todo lo derivado de nuestra banda fetiche, léase Sex Museum o Corizonas, y por ende también de sus componentes como en este caso Fernando Pardo, guitarrista fundador de los Coronas. Cuando gracias a mi amigo Luis me llegó la información de la existencia de este libro, sabía que me tendría que hacer con él sí o sí porque era una apuesta ganadora. Su autor nos ha demostrado en multitud de ocasiones que es un pozo sin fondo en cuanto a conocimientos musicales, aparte de ser un claro ejemplo y adalid del do it yourself, lo cual siempre es de valorar y más en los tiempos que vivimos.
Nos encontramos con un librito de poco más de cien páginas, donde a través de fragmentos de entrevistas, proyectos biográficos inacabados y crónicas de giras internacionales se va hilando poco a poco la trayectoria de este músico y todo lo que le ha rodeado e influenciado en su vida y carrera. Así conoceremos los años salvajes de Fernando, con su paso del monopatín al skate y luego al mundo Mod, donde forjaría una camadería propia de los tiempos de guerra transportados a las turbulentas calles y noches de Madrid de finales de los setenta y principios de los ochenta. Nos narrará de forma magistral los comienzos de Sex Museum con sus triunfos y decepciones, para pasar poco a poco al universo Coronas, al famoso incidente Van Zandt y llegar por fin a la detallada crónica de la banda por tierras australianas, toda una experiencia envidiable y altamente positiva.
Aparte de lo estrictamente biográfico, Fernando Pardo también da su opinión sobre el declive de la industria discográfica tal y como la conocimos, e incluso se mete con un poco de opinión política, aunque para ser sincero, la parte que más me ha gustado es la autobiográfica. La narración está llena de referencias a músicos, bandas y canciones, la mayor parte desconocidos para mí (mi ignorancia sigue galopando), por lo que es un buen manual para ponerse a investigar y seguir aprendiendo de esta música que tanto nos gusta, todo ello amenizado con fotografías de gran valor histórico en las que es posible ver a Fernando con pelo corto en los tiempos del Rock-Ola por poner un ejemplo curioso.
En resumen, una entretenidísima historia que se lee del tirón y que nos sabe a poco. Sabemos por propia experiencia que Fernando tiene mucho más que contar, así que desde aquí le animamos a que complete esos proyectos inacabados que tiene entre manos o que se lance a escribir esa historia del rock de la que tanto nos habla en sus conciertos. Y mientras tanto, si a alguien le pica el gusanillo puede leer la entrevista que le hicimos para Perdidos por el Mástil en la que cuenta más cosas de sus comienzos y que no salen en el libro. Podéis hacerlo aquí:

 
Y para acabar, un pequeño tirón de orejas a la Editorial Chelsea, porque aunque ha cuidado la edición con tapa dura y papel de calidad, se ha dejado pasar unas cuantas erratas y ha trastocado la posición de las páginas 100 y 101. Espero que lo puedan arreglar en futuras ediciones.

domingo, 15 de septiembre de 2013

La Primera Ley - Libro 3 - El Último Argumento de los Reyes de Joe Abercrombie

El salto físico de volumen en volumen no se hace patente en la lectura, ya que continúa como si se tratara de un capítulo más perteneciente al mismo libro pero con un grosor harto considerable. Estamos metidos en harina hasta el cuello, ya conocemos a nuestros más queridos u odiados personajes, y sólo nos queda reubicarlos en sus nuevos papeles y escenarios para que tomen el camino hacia el final más apocalíptico posible.
A diferencia del volumen anterior, las tramas políticas ganan en presencia a las guerreras, aunque también las hay y de todos los tipos. No sólo lucharán los hombres entre sí, sino que se las tendrán que ver con seres de leyendas en las que muy pocos creían. Ha llegado el momento de que los incrédulos abran los ojos y vean la verdad. Pero sin duda lo que más trasciende de este libro es un elogio del trabajo en equipo, por muy variopintos que sean sus componentes o la tarea a realizar. 
Destaco la magia de Abercrombie al mostrarnos como puede ser la felicidad para un hombre tan rudo como Logen Nuevededos, también conocido como el Sanguinario, antes de entrar en combate:

En el valle, los estandartes ondeaban al viento emitiendo un sordo rumor. Un martillo retumbó una, dos, tres veces desde la parte de atrás de la fortaleza. En el cielo se oyó el reclamo de un pájaro. Un hombre susurró algo y luego se calló. Logen cerró los ojos, echó la cara hacia atrás y sintió en la piel el calor del sol y el frescor de la brisa de las Altiplanicies. Todo tan en silencio como si estuviera solo y no hubiera diez mil hombres ansiosos por matarse mutuamente. Había tanto silencio, tanta calma que casi le hizo sonreír. ¿Era así como hubiera sido la vida si nunca hubiera empuñado un acero?

Durante un espacio de unas tres respiraciones, Logen Nuevededos fue un hombre de paz. 

Y apunto una intrusión que me ha llegado al ver por tercera vez la película El Libro de Eli: si alguna vez llevan al cine esta trilogía, no se me ocurre mejor actor para encarnar al inquisidor Glokta que Gary Oldman. Veremos si se cumple.
Y con esto finalizamos esta recomendadísima trilogía, aunque las aventuras de gran parte de sus personajes continúa en las siguientes obras del autor, ya sea en otros territorios o en tiempos futuros. Como el tiempo es oro y apremia, hacia allí nos dirigimos. ¡Atrévete a acompañarnos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...