Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

viernes, 29 de julio de 2011

1001 Anécdotas del Mundo del Cómic (O Casi) de Raúl J. "Shogun" Sinovás Gómez

Hoy tengo el corazón dividido. "Conozco" a Raúl Shogun desde hace tiempo y a él le debo el honor de haber podido conocer en persona al mítico Fernando Jiménez del Oso, cuando hace años fue invitado a su tienda para presentar uno de sus libros. También he hablado con Raúl varias veces sobre nuestro añorado José Antonio Cebrián y he comprado libros en su establecimiento más de una y de dos veces. Así que vamos al lío: Tengo dos noticias, una buena y otra mala ¿por cuál quieres que empiece?

LA BUENA

Decidí leer su libro de anécdotas sobre el cómic para aprender un poco sobre el tema y no andar dando palos de ciego en un mundo, como expliqué, al que regresaba tras muchos años de abandono. Y gracias a él puedo decir que soy un poco menos ignorante que hace unos días. Me ha descubierto que, como sospechaba, hay vida en el cómic más allá de los culebrones de superhéroes. Me ha picado la curiosidad sobre autores como Alan Moore, al que ya he hincado el diente empezando a leer V de Vendetta. Me he divertido un montón leyendo sus anécdotas sobre encuentros nocturnos con la Guardia Civil con el maletero lleno de cómics dando explicaciones de lo más variadas, y en cuanto al acertijo que propone no tengo ni idea. Se supone que una de las anécdotas del libro es falsa, ante lo cual sólo me queda rendirme y reconocer que la que más me ha gustado ha sido la de Milú, el perro de Tintín (si he acertado ha sido pura carambola).

LA MALA

No sé si debo echar la culpa a Raúl o a la editorial Medea Ediciones ante tamaño despropósito. ¿Cómo pueden lanzarse a publicar un libro en estas condiciones, sin hacer galeradas ni pruebas de impresión para subsanar los errores cometidos durante la redacción y maquetación? Aunque no es excusa espero que todo se deba a la modalidad "Edita tú mismo".
Es una pena que la lectura de un contenido ameno sea interrumpida constantemente por innumerables faltas de ortografía, errores tipográficos, fotos cortadas y en mala posición, aparte de líneas viudas, repeticiones de texto y mala redacción que hacen que muchos pasajes sean difíciles de entender y se pierda el hilo ante tanta distracción.
Sólo me queda decir que si el libro tiene la suerte de contar con más ediciones que la presente, por favor repasen el texto y corrijan lo necesario para que los próximos lectores no se distraigan cada dos por tres como me ha ocurrido a mí.

jueves, 28 de julio de 2011

El Día del Nombre.

A pocos minutos de finalizar mi trigésimo séptimo día del nombre, encuentro un instante de paz que me invita a reflexionar sobre un par de cuestiones. Va pasando el tiempo y mis intereses van cambiando. Ya no poseo caballo ni porto espada, pero sigo fiel a mi estandarte y que no se atreva ningún osado a malinterpretar mi falta de cabello como un signo de debilidad, pues sus huesos serán testigos del valor que todavía me llena. 
Atrás quedaron duras batallas y luchas internas, pues era menester crearse un porvenir y una posición que respetar. Logrado esto en gran parte, hoy me debo a mi noble y bella esposa y al vivaz vástago que continuará mi estirpe. A ellos doy gracias por estar a mi lado y ruego por mi honor que veamos juntos muchos más días del nombre en paz, armonía y plenos de amor.

¡FUERZA Y HONOR!

domingo, 24 de julio de 2011

BLuesman III de Rob Vollmar y Pablo García Callejo.

Llegamos al final de nuestro viaje en tres etapas. La pelota cayó del tejado y sentí pena al despedirme de Lem Taylor, y eso que sólo nos conocíamos de unas doscientas páginas bañadas por tinta negra. Era un buen tipo, y me hubiera gustado que fuera mi profesor de guitarra. Sí, habría estado bien...
Pero nos tocó vivir en distintas épocas y en distintos universos, impedimentos insuficientes para evitar que nos hayamos conocido y compartido más penurias que blues para nuestro desconsuelo. Y nos despedimos rodeados de magia y misterio, al más puro estilo de Robert Johnson. Sin cruces de caminos a media noche ni amantes despechados persiguiéndonos, pero sí en comunión con la naturaleza más salvaje mediada por un espíritu religioso nacido y crecido en la infancia, sin duda el mejor momento de nuestras vidas si no viene algún miserable a estropearlo. 
Sintamos por lo menos un poco de consuelo al pensar que no siempre la ley está en nuestra contra y vayamos a la estación de ferrocarril. El Tren del Góspel está a punto de partir y va cargado hasta los topes de buena música. ¿Nos acompañas?

sábado, 23 de julio de 2011

Amy Winehouse: Nace un Mito.

¿Cuántos años llevaba Amy paseándose por el filo de la navaja? ¿Cuántas apuestas se hicieron elucubrando cuando llegaría su muerte? Pues siguiendo las estadísticas más macabras del mundo del rock, no habia duda que lo haría a los veintisiete años.
A partir de hoy muere la cantante que además de voz atesoraba multitud de adicciones y nace un nuevo mito del universo musical que se une a los celebérrimos Hendrix, Joplin, Morrison y Cobain. Supongo que a partir de ahora su domicilio (y lugar de la muerte) en Camden Town, se convertirá en otra parada más de las rutas musicales de la capital londinense, donde acudirán sus seguidores a depositar flores, hacerse fotos y demás signos de respeto. Me quedo con la joven chica a la que le gustaba el ska y me olvido de todas las consecuencias que una fama mal llevada le ha obligado a pagar. 
Hasta pronto Amy, ahora que ya eres inmortal.

miércoles, 20 de julio de 2011

El Tercer Testamento de Xavier Dorison y Alex Alice.

He tenido el placer de admirar y leer la edición que reúne los cuatro tomos que desde 1997 a 2003 fueron publicados por separado, y lo agradezco porque nunca fueron de mi agrado los continuará... que te dejaban con la miel en los labios y con ganas de más. Me parece que estoy mintiendo porque al final del libro se anuncia, y perdonen mi desconocimiento, lo que parece ser una precuela del testamento en cuestión. Prometo informarme según vayan aumentando mis conocimientos sobre el tema.
Buen guión el de esta novela gráfica ambientada en la Europa medieval, con todo lo que tiene que tener para enganchar desde el principio: herejes, asesinatos, manuscritos perdidos, enigmas que resolver, viajes que emprender, bellas damiselas, héroes, caballeros y malos de los de verdad sazonados como no, por un toque templario que no puede faltar en un misterio medieval. Sí que debo reconocer que el final no me ha quedado claro al cien por cien y lo más seguro es que necesite alguna nueva lectura para acabar de comprenderlo.
Y si bueno es el guión, mejor aún son las ilustraciones. Uno se siente emocionado cada vez que va a pasar la página, esperando con impaciencia con qué maravilla se va a encontrar. Admiro el trabajo realizado en esas ambientaciones, esos paisajes y esos personajes tan bien realizados. La envidia (sana) me corroe por ser un inútil total a la hora de dibujar, entre otras cosas por supuesto.
Me ha llamado la atención lo bien caracterizados de pájaros que están las huestes del malvado Sayn, con sus capas de plumas y sus máscaras picudas. Me ha hecho gracia la menor oportunidad que aprovecha Alex Alice para mostrar a la protagonista Elisabeth de la forma más sensual posible, a pesar de que sea la hija adoptiva de un obispo. Y debo hacer una crítica negativa, ya que es bastante desagradable que una edición de lujo como la que tenemos entre manos haya dejado pasar por alto la calidad de los textos, en los que nos encontramos no sólo erratas sino lo que es más grave, faltas de ortografía. 
Obviando este último detalle que la editorial debería subsanar, nada más que objetar sobre esta obra con la que he disfrutado doblemente al leerla y al visualizarla.

domingo, 17 de julio de 2011

Bluesman II de Rob Vollmar y Pablo García Callejo.

Segunda entrega de las aventuras de Lem Taylor y ... No, no busquéis al bueno de Ironwood, en el último bolo bebió demasiado en el garito de Shug y se quedó durmiendo la mona. 
Poca música en este número, tan sólo un atisbo del House of the Rising Sun, popularizado por Los Animals de Eric Burdon; y si en cambio mucha sangre, sangre derramada por culpa del inútil racismo, pero que íbamos a pedir para el condado de Hempsted en Arkansas en los años treinta, cuando hoy en día seguimos tropezando en la misma piedra.
Puertas abiertas para la tercera y última parte de la historia, esperando ansiosamente el desenlace. Ojalá sea positivo y triunfe la música sobre lo demás, porque en este momento la pelota está en el tejado y no tengo ni idea de que lado caerá.

sábado, 16 de julio de 2011

La Resurrección Maya de Steve Alten.

Después de dos años y medio desde la lectura del primer libro de la trilogía (ver enlace), y de que la segunda parte criara polvo en la estantería, al fin encontré el tiempo y el ánimo necesario para enfrentarme a él. ¿Y por qué tanta resistencia? Por el sabor agridulce de la primera lectura, dulce por todo lo relacionado con el mundo maya y agrio por la excesiva para mi gusto ciencia-ficción que albergaba. Y mis temores se hicieron realidad.
Si bien he de reconocer que en muchas partes de la obra ( las más realistas), tiene ritmo y engancha, en otras más numerosas se estanca atrapado por extensas descripciones científicas que aburren y extraen al lector de la trama. Por otro lado, me he divertido imaginando ese posible futuro que nos espera cuando el autor describe por ejemplo un hotel-lupanar en Florida que haría las delicias de cualquier crápula de nuestra era. Tampoco ayudan los continuos vaivenes temporo-espaciales de los que se vale Steve Alten para trasladar la acción y que embarullan el desarrollo de la historia, sobre todo al final de la misma, donde el lío que se forma es morrocotudo y uno no sabe muy bien por donde se anda.
Me quedo sin dudarlo con el personaje de Lilith, curtida para hacer el mal desde su más tierna infancia (con ese nombre no nos podíamos esperar otra cosa), y que ameniza el relato con sus artes de mujer fatal. Y ya para acabar decir que queda la última parte por publicar. ¿Y qué hacer al respecto? Pues la verdad no lo sé, después de cada lectura me dan ganas de tirar el libro por la ventana, pero queda un pequeño ápice de curiosidad que me hace dudar. Supongo que lo publicarán el año que viene, coincidiendo con el famoso 2012, así que hasta entonces tengo tiempo de sobra para decidirme.

martes, 12 de julio de 2011

Bluesman de Rob Vollmar y Pablo García Callejo.

 Primera entrega de esta trilogía protagonizada por los bluesmen Ironwood Malcott al piano y Lem Taylor a la guitarra, que recorren el sur de los States en los años treinta buscándose la vida con esto del blues. Ya sabéis: viajes incómodos en ferrocarril, largas noches en establos, mucha hambre y de vez en cuando un garito donde tocar y una chica que besar. Siempre con el sueño de triunfar y salir de pobres, esta es la dura vida del músico anónimo. Altos y bajos en el nivel de suerte que tan pronto te hacen tocar el cielo como morder el polvo.
No tengo ni idea de cómo comentar un cómic, pero me han llamado la atención los dibujos en blanco y negro de alto contraste, donde la acción transcurre casi siempre de noche. Y también que el guionista sea americano y el dibujante español, curiosa e interesante colaboración al menos para mí. También agradezco como novato que soy, el apartado de extras del final del libro, donde se pueden ver bocetos y como trabajan en equipo los dos autores. En breve las otras dos entregas pasarán por aquí.

lunes, 11 de julio de 2011

Cerveza Cruzcampo Especial Campeones del Mundo.

Celebramos el primer aniversario de la conquista del mundial de fútbol por la Selección Española degustando esta cerveza homenaje a tan grandioso episodio futbolístico. Y para ser sincero, después de un año entero todavía hay momentos en que no me lo creo. Toda la infancia y la juventud soñando con ganar alguna vez y llevándonos unos palos memorables que dejaron muchas cicatrices, pero gracias a Iniesta y compañía nos lo llevamos al fin.
La botella de la cerveza muestra en su parte delantera a los campeones levantando el trofeo, en la trasera los marcadores de los siete partidos que se jugaron (y que empezaron con derrota) y la chapa cantando el gol de la Roja. Reconozco que no soy muy partidario de la cerveza Cruzcampo, pero esta botella si que merece la pena tenerla como recuerdo esperando que se repitan más logros futbolísticos en el futuro.

sábado, 9 de julio de 2011

Regreso al Cómic (o al TeBeO).

Vagabundeando de nuevo por la biblioteca del barrio, hubo un momento de despiste motivado por la falta de planificación para mi escaso tiempo libre (y ya es triste), y que me llevó hasta la zona de cómics. Abrí los ojos y empecé a curiosear sin orden ni sentido descubriendo que había temas que me podrían interesar...
Y digo regreso porque hace ni se sabe cuanto tiempo que no leo un cómic, o tebeos que es lo que yo solía tener en casa. Lo de cómic lo dejaba para los superhéroes de la Marvel, que para ser sincero no me hacían mucha gracia. Yo era más de Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, Rompetechos y demás progenie nacional, aunque también hice mis pinitos en el extranjero recorriendo el mundo con Tintín y comiendo jabalies y dando leches a los romanos con Astérix y compañía. Otra parte importante de mi bagaje entre viñetas lo ocuparon las aventuras del Tio Gilito y familia patuna en sorprendentes situaciones nada desdeñables. También recuerdo si me estrujo mucho la memoria las historias pitufas y los viajes de Vickie el Vikingo, y una etapa en blanco y negro de mi infancia cubierta por las Hazañas Bélicas (ahí es nada). Y como se suele decir, que me perdonen aquellos a los que no menciono por mi mala cabeza.
Pues lo dicho, regreso a la lectura de cómic sin prejuicios ni puñetera idea de nada, lo cual me ayudará a acertar y a equivocarme sin temor a quedar mal con nadie. En próximas entregas lo irán viendo. 
Continuará...

martes, 5 de julio de 2011

24 Junio 2011 The Rockabilly Duet - Sala La Sociedad.

El pasado día 24 tuvimos la suerte de escuchar de nuevo al Rockabilly Duet formado por Santi Tamariz a la guitarra y Klaus Villarroel al contrabajo. En esta ocasión participaban en la presentación del Club de Rock A-66, magnífica iniciativa para fomentar los eventos rockeros que tanto nos gustan y del que os iremos ofreciendo información según nos vaya llegando.
Como quedó patente en entradas anteriores que narraban lo acontecido en otros conciertos del dúo, destaco la compenetración que existe entre estos dos músicos, que a pesar de vivir en ciudades diferentes (lo cual hace más difícil juntarse para ensayar), se entienden a la perfección y son capaces de hilvanar uno tras otro temas clásicos del rock and roll para deleite de la entregada audiencia. Tuvieron el honor y el placer de contar con dos vocalistas femeninas que se atrevieron a subir al escenario y mostrarnos sus capacidades vocales.
Desde aquí damos la bienvenida al Club de Rock A-66 esperando que su andadura llegue muy lejos y que pronto nos presenten que se tienen entre manos. Y gracias de nuevo al Señor DGM por el video.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...