Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

lunes, 26 de noviembre de 2012

Harley-Davidson, Historia y Leyenda de Alain Carrier.

Buscando un primer paso para adentrarme en el mundo de las motos de categoría, encontré este librito en la biblioteca del barrio. Pensaba que me sería útil como introducción en este tema como lo han sido en el pasado otros sobre vikingos y demás. Sin embargo no ha sido así, y el hecho de que aparezca en el blog es para comentar unas cuantas curiosidades que me han resultado bastante divertidas o anecdóticas.
Empezaré por el lugar donde lo encontré: la biblioteca del barrio como he dicho antes, pero lo curioso viene porque estaba en la sección infantil. No es que yo sea un moralista, pero viendo la portada y algunas páginas del interior sólo puedo pensar que la biblioteca es muy grande y con muchos departamentos como para que la pongan en la zona infantil.
Y en cuanto al contenido, poca cosa que sacar en claro porque es un libro mal traducido y muy desordenado, con el único aliciente de tener un montón de fotografías de motos de todas las épocas (las de chicas ligeras de ropa son bastante cutres). Destacar los orígenes de la marca en Milwaukee (Wisconsin) a manos de Arthur Davidson y William S. Harley, el empuje que consiguieron al vender sus motos a la policía y al ejército, su competencia con la marca Indian... Elogios cromados de la pereza preparados para customizar a gusto del propietario es una buena definición para estas motos, que han contado con dueños tan famosos como Bill Gibbons de ZZ Top por poner un ejemplo, que posee un modelo muy peculiar llamado Hogzzilla. Y para acabar, una frase extraída del libro por su peculiaridad: “Un biker no concibe su universo sin su moto, su cerveza favorita y su novia”, toda una declaración de intenciones de lo más respetable.
Seguiremos buscando una mejor manera de conocer más acerca de estas máquinas tan deseables y elegantes, cuyos motores rugen de una manera tan característica y agradable para nuestros oídos.

1 comentario:

Javi dijo...

Hace años que leo habitualmente revistas de motos, aunque en realidad son más revistas de moteros que de motos...con esas "jamelgas" casi desnudas, y no me refiero a las motos jeje.

En cualquier caso es una filosofía muy particular y personal...y oye, mientras no molestes a nadie me parece bien. Los moteros tienen mala fama, a veces merecida, pero en muchas ocasiones no lo es.

Seguro que el libro está interesante.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...