Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

martes, 18 de septiembre de 2012

Mark Knopfler - Privateering.

Al Señor Mark Knopfler no le hice el más mínimo caso durante su etapa en Dire Straits. Siempre con el debido respeto a uno de los grandes guitarristas de la historia, pero sin llegar a pinchar ni uno solo de sus temas en mi casa ni por supuesto adquirir ninguno de sus discos. Sin embargo, y al igual que otras bandas como Queen, es difícil mantenerse al margen de sus canciones, ya que aunque tú no las pongas nunca te llegan por otros innumerables caminos. Es lo que tiene formar parte de la cultura popular o del inconsciente colectivo.
Otra cosa son ya sus discos en solitario. Llegué a ellos por casualidad y hace relativamente poco tiempo. Me abrió la puerta el EP The Trawlerman's song, y a partir de aquí le hice mucho más caso. ¿Y por qué? Porque su música tiene la capacidad de transportarme a mil y un lugar todos ellos apacibles y llenos de buenas sensaciones.
Ahora nos llega Privateering, pirateando con patente de corso o algo así, donde nos ofrece veinte vagones para viajar en un tren muy distinto al que nos cantaba Leño hace ya unos años. Aquí el billete tiene dirección hacia tierras irlandesas o gaélicas a través del sonido del whistle, o hacia el blues del delta, donde la armónica de Kim Wilson ayuda un montón.
Como curiosidad, contar que la versión normal en 2 Cd's es la que contiene los veinte temas, porque además existe una edición de lujo con cinco temas más, y una super de lujo con tres temas extras. No sé yo a qué viene tanto lujo en estos tiempos que corren, en fin...

5 comentarios:

IL dijo...

¿Entonces le gusta o no?
Por mi parte, respect por el guitarrista británico.
El dico que sacó con Emmylou Harris es cosa fina.
Y los Straits tienen discos muy buenos (escuche alguno)

TRABAJO ARTESANO dijo...

No se como he llegado hasta aquí .. bueno si lo pulsando ..... siguiente ..... siguiente ...... siguiente ... hasta que llegue aquí y me he detenido a leerte. Para poder continuar siempre es bueno parar, aprender, reflexionar y luego volver al camino.

Me ha gustado mucho tu forma de escribir y me ha hecho reflexionar, ahora ya puedo seguir mi camino.

Si lo deseas mi mundo esta para ser visto.

Un saludo, ya sabes donde vivo.

Mr. Gibson dijo...

Los Straits por ahora no. Eso sí, sin la banda me gusta mucho más.
No sé, me trasmite más porque da la sensación que toca lo que realmente le gusta sin tener que agradar a nadie.

Chals dijo...

Buenas Mr.Gibson, llego aquí por la portada de Privateering, pero leyendo esta reseña te doy toda la razón. A Knopfler se le ha denostado, y parece que haga lo que haga no llama la atención de los discos de los 80, que oye, tiene buenos, el primero es inprescindible, y a partir de aquí hay opiniones para todo, a mi particularmente me gusta también más en solitario, escucha sailing to philadelphia, te encantará. Saludos y encantado de llegar hasta aquí, te linkeo.

Brendan dijo...

Knopfler te sosiega, te deja en un estado de agradable letargo transportándote a la vez a las historias que nos narra entre susurros, delicadeza y pulcritud. Se caracteriza el genio escocés por su falta de estridencias, por su dominio preciso de la guitarra, por su voz profunda y por su habilidad literaria.

Altamente recomendable el disco. Sin duda se convertirá en uno de sus puntales.

Por si te apetece leer mi crítica te dejo el enlace a mi blog http://booksymusic.blogspot.com.es/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...