Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

martes, 1 de noviembre de 2011

Tea 27 de Octubre de 2011. Sala Corrillo (Salamanca).



Tras mucho tiempo detrás de esta banda, por fin el pasado jueves 27 de Octubre se rompió el maleficio y pude ver en directo a los Tea. Innumerables habían sido las recomendaciones recibidas por los agraciados que ya habían disfrutado de su directo. Y tenían razón...
Buen ambiente en el Corrillo esa noche, como suele ser habitual. Lo que no era tan habitual, y así me lo contrastaba alguno de los asistentes, era el elevado número de público femenino en el local. Cosa muy de agradecer y harto extraña en el mundillo del rock, por lo menos a estos niveles donde las groupies sólo las conocemos de oídas. 
Y en el escenario una pedazo de banda, curtida por numerosos años de oficio rockandrollero en más de dos mil conciertos en su trayectoria, que suena como un cañón recién abrillantado por la tropa. Porque caña no les sobra y su sonido es limpio y contundente sin un ruido extra de distorsión. Todo bien engrasado para que la máquina funcione como funcione.
Presentan su último trabajo "There is a joy for every sadness", en el que incluyen temás más acústicos sin olvidar por supuesto su poderoso hard rock. Temas nuevos que me recuerdan a los Black Crowes y a Rory Gallagher y que suenan deliciosos (en el video tenéis buena prueba de ello). Entrelazan los temas nuevos con éxitos propios como Tonight y versiones de Elvis, Johnny Cash, Rolling Stones, Led Zeppelin y por encima de todo y para cerrar con gloria y apoteosis su concierto, el mejor Free Bird de los Lynyrd Skynyrd que jamás escuché. Qué potencia, qué control. Y yo que me quejaba de que era largo cuando lo ponían en la radio. Más aún tenía que haber durado, prolongando uno de eso escasos momentos de comunión con el rock en una espiral sonora que nos eleva hasta la cumbre más alta del placer.
Conversamos con los miembros de la banda antes y después de la banda, en un clima de confidencialidad que hizo más mágica la noche, pues si son buenos músicos todavía son mejores personas. Qué digo, son extraordinarios músicos y magníficas personas. ¿Cuándo es el próximo concierto?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...