Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

viernes, 20 de septiembre de 2013

Los Chicos Eléctricos de Fernando Pardo

La enfermedad coronaria que padecemos por estas latitudes nos hace recaer en todo lo derivado de nuestra banda fetiche, léase Sex Museum o Corizonas, y por ende también de sus componentes como en este caso Fernando Pardo, guitarrista fundador de los Coronas. Cuando gracias a mi amigo Luis me llegó la información de la existencia de este libro, sabía que me tendría que hacer con él sí o sí porque era una apuesta ganadora. Su autor nos ha demostrado en multitud de ocasiones que es un pozo sin fondo en cuanto a conocimientos musicales, aparte de ser un claro ejemplo y adalid del do it yourself, lo cual siempre es de valorar y más en los tiempos que vivimos.
Nos encontramos con un librito de poco más de cien páginas, donde a través de fragmentos de entrevistas, proyectos biográficos inacabados y crónicas de giras internacionales se va hilando poco a poco la trayectoria de este músico y todo lo que le ha rodeado e influenciado en su vida y carrera. Así conoceremos los años salvajes de Fernando, con su paso del monopatín al skate y luego al mundo Mod, donde forjaría una camadería propia de los tiempos de guerra transportados a las turbulentas calles y noches de Madrid de finales de los setenta y principios de los ochenta. Nos narrará de forma magistral los comienzos de Sex Museum con sus triunfos y decepciones, para pasar poco a poco al universo Coronas, al famoso incidente Van Zandt y llegar por fin a la detallada crónica de la banda por tierras australianas, toda una experiencia envidiable y altamente positiva.
Aparte de lo estrictamente biográfico, Fernando Pardo también da su opinión sobre el declive de la industria discográfica tal y como la conocimos, e incluso se mete con un poco de opinión política, aunque para ser sincero, la parte que más me ha gustado es la autobiográfica. La narración está llena de referencias a músicos, bandas y canciones, la mayor parte desconocidos para mí (mi ignorancia sigue galopando), por lo que es un buen manual para ponerse a investigar y seguir aprendiendo de esta música que tanto nos gusta, todo ello amenizado con fotografías de gran valor histórico en las que es posible ver a Fernando con pelo corto en los tiempos del Rock-Ola por poner un ejemplo curioso.
En resumen, una entretenidísima historia que se lee del tirón y que nos sabe a poco. Sabemos por propia experiencia que Fernando tiene mucho más que contar, así que desde aquí le animamos a que complete esos proyectos inacabados que tiene entre manos o que se lance a escribir esa historia del rock de la que tanto nos habla en sus conciertos. Y mientras tanto, si a alguien le pica el gusanillo puede leer la entrevista que le hicimos para Perdidos por el Mástil en la que cuenta más cosas de sus comienzos y que no salen en el libro. Podéis hacerlo aquí:

 
Y para acabar, un pequeño tirón de orejas a la Editorial Chelsea, porque aunque ha cuidado la edición con tapa dura y papel de calidad, se ha dejado pasar unas cuantas erratas y ha trastocado la posición de las páginas 100 y 101. Espero que lo puedan arreglar en futuras ediciones.

domingo, 15 de septiembre de 2013

La Primera Ley - Libro 3 - El Último Argumento de los Reyes de Joe Abercrombie

El salto físico de volumen en volumen no se hace patente en la lectura, ya que continúa como si se tratara de un capítulo más perteneciente al mismo libro pero con un grosor harto considerable. Estamos metidos en harina hasta el cuello, ya conocemos a nuestros más queridos u odiados personajes, y sólo nos queda reubicarlos en sus nuevos papeles y escenarios para que tomen el camino hacia el final más apocalíptico posible.
A diferencia del volumen anterior, las tramas políticas ganan en presencia a las guerreras, aunque también las hay y de todos los tipos. No sólo lucharán los hombres entre sí, sino que se las tendrán que ver con seres de leyendas en las que muy pocos creían. Ha llegado el momento de que los incrédulos abran los ojos y vean la verdad. Pero sin duda lo que más trasciende de este libro es un elogio del trabajo en equipo, por muy variopintos que sean sus componentes o la tarea a realizar. 
Destaco la magia de Abercrombie al mostrarnos como puede ser la felicidad para un hombre tan rudo como Logen Nuevededos, también conocido como el Sanguinario, antes de entrar en combate:

En el valle, los estandartes ondeaban al viento emitiendo un sordo rumor. Un martillo retumbó una, dos, tres veces desde la parte de atrás de la fortaleza. En el cielo se oyó el reclamo de un pájaro. Un hombre susurró algo y luego se calló. Logen cerró los ojos, echó la cara hacia atrás y sintió en la piel el calor del sol y el frescor de la brisa de las Altiplanicies. Todo tan en silencio como si estuviera solo y no hubiera diez mil hombres ansiosos por matarse mutuamente. Había tanto silencio, tanta calma que casi le hizo sonreír. ¿Era así como hubiera sido la vida si nunca hubiera empuñado un acero?

Durante un espacio de unas tres respiraciones, Logen Nuevededos fue un hombre de paz. 

Y apunto una intrusión que me ha llegado al ver por tercera vez la película El Libro de Eli: si alguna vez llevan al cine esta trilogía, no se me ocurre mejor actor para encarnar al inquisidor Glokta que Gary Oldman. Veremos si se cumple.
Y con esto finalizamos esta recomendadísima trilogía, aunque las aventuras de gran parte de sus personajes continúa en las siguientes obras del autor, ya sea en otros territorios o en tiempos futuros. Como el tiempo es oro y apremia, hacia allí nos dirigimos. ¡Atrévete a acompañarnos!

jueves, 5 de septiembre de 2013

Los Coronas - La Cueva del Jazz - Zamora 1 Junio 2013

Apenas quince días después de asistir al concierto del Corrillo (ver enlace) y Los Coronas ya nos sorprenden con muchas novedades. Esto nos demuestra que la banda está más viva que nunca y que tiene cuerda para rato, lo cual agradecen nuestros oídos y nuestros corazones, pues somos enfermos coronarios declarados.
Y entre estas novedades, nada más y nada menos que el anuncio de la próxima grabación de un EP de versiones entre las que se encontrarán (tuvimos el placer y el honor de escucharlas en primicia): un tema de Marisol (mejorado al 120%), el archiconocido Paint it Black de los Rolling y otro de la banda Muse del cual desconozco el original, pero que Fernando Pardo nos presentó con chuleta de acordes incluida.  
Y de lo que ya conocemos de nuestra banda fetiche, los temas nuevos del último disco Adiós Sancho, las versiones de Hiedra Venenosa y Day Tripper, las anécdotas de su gira australiana... Siempre amenizadas con la gracia y la labia de Fernando Pardo, haciendo objetivo de sus bromas al trompetista ucraniano Yevhveny, continuando su cruzada personal a favor de los grupos noveles locales y arropado por una pedazo de banda entregada como siempre al máximo, más a gusto si cabe por tocar en uno de sus garitos de blues favoritos, homenajeando a la Cueva del Jazz en estos difíciles momentos con el corte Go Kato Go, un tema reservado sólo para ocasiones especiales como la que nos tocaba vivir en ese instante.  
Y después, de vuelta a casa bien satisfechos y con un buen pitido de oídos como suele ser habitual. En esta ocasión no hay video del evento porque el Señor DGM se encontraba en tierras pucelanas dándole a las cuatro cuerdas, así que para completar os dejo sus videos oficiales de su último trabajo. Y perdón por el retraso de la entrada pero es lo que hay.

martes, 3 de septiembre de 2013

La Primera Ley - Libro 2 - Antes de que los cuelguen de Joe Abercrombie

Después de lo bien que lo pasé leyendo la primera entrega de esta serie (ver enlace), no quería demorar en exceso su continuación, para lo cual sólo tuve que leer las primeras lineas de este segundo volumen para verme imbuido de lleno en la acción que quedó en el alero de la Voz de las Espadas. Con los personajes que ya conocemos listos para enfrentarse a las situaciones que se atisbaban en el primer libro y que tendrán pleno desarrollo en este volumen: viajes, batallas, guerras traiciones, desapariciones, intrigas, toma de nuevos roles...
De nuevo me quito el sombrero frente a Abercrombie, pues nos sorprende continuamente con giros brutales, capaces de hacernos pasar de un tranquilo y placentero paseo en caballo a una lucha a muerte sin innecesarios intermedios. El personaje del inquisidor Glokta sigue cautivándome gracias a la posibilidad que el autor nos otorga de conocer sus pensamientos; sus personales análisis psicológicos son a la par divertidos y crueles, mezcla de humor negro y quién sabe si un atisbo de humildad en lo más profundo de su cuerpo deforme. Aparte del hecho, un tanto vergonzoso, de reconocer que sus sesiones de tortura son de lo más entretenido, siempre se puede sacar algún tipo de moraleja de sus experiencias vitales, como cuando afirma que “un amigo es un conocido que todavía no te ha traicionado”.
Como dicen en el Norte, muchos irán “de vuelta al barro” en el transcurso de estas páginas entrando en la espiral de la muerte, con el aliciente de las inesperadas y espectaculares apariciones del Sanguinario camino de un final acojonante que nos deja de nuevo en el aire con todo el pescado por vender y sin otra opción que pasar al siguiente libro inmediatamente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...