Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

martes, 29 de enero de 2013

Estreno del nuevo disco de Los Coronas Adiós Sancho

Y llegó el día señalado. Hoy sale a la venta el esperado nuevo trabajo de Los Coronas, banda fetiche de este blog. Y mientras llega la oportunidad de hacernos con él, nos vamos conformando con las perlas que nos deja la red. 

En primer lugar, la folclórica portada del disco, donde la peineta que luce la chica esconde un cruce de miradas entre dos mundos. En segundo, la presentación del single debut titulado Rockaway Surfers y para acabar el desayuno con Los Coronas en Hoy empieza todo, y una pequeña entrevista y la interpretación de Rockaway Surfers y Cleopatra Stomp sin trompeta, que tuvo lugar el día 28 en El día menos pensado con Manolo HH de Radio Nacional (Empieza en el minuto 40). Espero que sean de su agrado y lo disfruten tanto como yo.

sábado, 26 de enero de 2013

Lincoln de Steven Spielberg.

De Lincoln conocía que abolió la esclavitud, algo de la guerra de Secesión, que fue asesinado en un teatro y que ilustra con su rostro los billetes de cinco dólares y las monedas de un centavo. Desde esta inculta perspectiva, poco voy a comentar sobre si lo expuesto en la película va acorde con la realidad o no, ya que no dispongo de otras fuentes para comparar. Por esta misma razón, tampoco puedo discutir mucho acerca de la caterva de políticos que acompañaron a Lincoln durante su andadura política y que son tanto o más protagonistas que él en la película. Lo que sí haré será centrarme en las impresiones que he sacado tras acudir ayer a su visionado y a eso voy.
El tema principal es la política y sus entresijos, y de cómo la vive cada personaje según sus intereses. Quizás el momento sea un poco especial porque tiene de aderezo la cuestión de la esclavitud, pero queda la sospecha de que los mismos mecanismos utilizados para conseguir aprobar la famosa decimotercera enmienda sean extrapolables a otras cuestiones menos nobles. Porque si bien Lincoln es retratado como un hombre justo y preocupado por el bienestar de su pueblo, esto no quita para que utilice métodos poco ortodoxos (sobornos, oferta de puestos públicos o interesados cambios de bando) para conseguir los votos necesarios. Y he aquí de nuevo la maldita política, donde unos cuantos privilegiados juegan desde sus escaños a manejar las vidas de muchas personas que a través de sus votos los han elegido democráticamente para que los representen. Porque esta es la bonita teoría, ya que en la práctica, y como se puede observar en la película, cada político sigue sus propios intereses y no los de aquellos que le apoyaron con su voto. Y más delito tiene aún si cabe cuando hay una guerra por medio y mueren a diario miles de jóvenes que no tienen culpa ni nada que ver con el asunto.
Alguien podrá decir que Lincoln es un político que se sale del molde y tiene razón. Aparte de ser un entretenido contador de anécdotas, pertenece a ese mínimo tanto por ciento de los honrados que piensan más en los demás que en sí mismos, pero que lamentablemente suelen acabar quitados del medio antes de tiempo y de forma violenta (véase el caso Kennedy o el de Martin Luther King).
Me pregunto como muchas otras veces ¿justifica el fin los medios? ¿Y si en lugar de una causa justa y noble como fue la abolición de la esclavitud se trata de otra más discutible como una declaración de independiencia? Seguro que algún espectador de Cataluña se imaginó una futura versión con Artur Mas como protagonista mientras la veía en el cine, cuestión esta que recalco me importa bien poco y no me decanto ni a favor ni en contra, siempre y cuando no me metan el fútbol por medio.
Cinematográficamente poco que reseñar porque no tengo la capacidad suficiente de admirar a muchos de sus personajes a los cuales no conozco, si acaso la actuación y caracterización de Daniel Day-Lewis y Tommy Lee Jones, que quizás consigan algún premio, aunque presiento que el batacazo en los Oscar será monumental, cosa que tampoco valoro ni me importa mucho.

jueves, 24 de enero de 2013

La Primera Ley - Libro 1: La Voz de las Espadas de Joe Abercrombie.

Las referencias a la obra de Abercrombie llevaban tiempo llegando hasta mí a través de varios blogs como lo hacen las de otros tantos autores y libros, sin embargo, parece que hasta que no suena una campanilla en mi interior que da la voz de alarma frente a algo potencialmente interesante no se tiene demasiado en cuenta. Por suerte, esa campanilla sonó y se vio impulsada por otra pequeña cuestión más personal: buscando en la wikipedia el orden de la bibliografía del autor para empezar a leerla, me llamó la atención la fecha de nacimiento de Joe Abercrombie, ya que nació en 1974 igual que yo. El hecho de ser quintos genera inevitables comparaciones, y más en mi caso que siempre ando buscando acicates para impulsar mi carrera de escritor (si es que así puede llamarse). Con estas, comenzaba a leer la trilogía La primera ley de una forma subjetivamente más crítica, como si de un rival se tratase ¿será Abercrombie uno más entre muchos?
Tras el paso previo inevitable de orientarse dentro de la historia comienzo a sacar las primeras conclusiones: Abundan los diálogos y la lectura tiene ritmo, los personajes son muy diferentes y están muy bien definidos; el autor recalca sus rasgos característicos de manera ejemplar y con resultados muy satisfactorios. Un ceceo en el habla puede tornar más inquietante aún a su pronunciador, una dolorosa cojera y una vida rota pueden hacer sentir compasión por un torturador al que podemos leer sus pensamientos en letra cursiva, o el aspecto orondo y campechano de un mago puede despistarnos y tomarlo por otra persona diferente con graves consecuencias por nuestro error. A la hora de describir situaciones, no importa que sean combates de esgrima, escenas de amor, batallas a muerte o enfrentamientos dialécticos al más puro estilo de una serie de abogados, Abercrombie se mueve entre ellas sin dar el menor resbalón. Y cuando parece que estamos leyendo una historia real ¡zas!, surge la magia y la fantasía: una raza de seres en los que sólo creen los que han luchado contra ellos o un guerrero despistado y fuera de lugar en una ciudad que se transforma de repente en un ser sanguinario y destructor. Todo ello situado en una sociedad donde la diferencia entre clases es un barrera insalvable para cuestiones como el amor o la proyección profesional o donde se puede hacer un grupo de amigos compuesto por enemigos derrotados. Me quedo con una cita del libro: “hay que valorar las pequeñas cosas de la vida cuando no se tiene nada más”. 
Y después de todo esto, la historia no ha hecho más que empezar y queda mucho por venir. Después del primer juicio al señor Abercrombie, no puedo hacer otra cosa que quitarme el sombrero y reconocer su valía. Un buen ejemplo a seguir.

miércoles, 23 de enero de 2013

Un monstruo viene a verme de Patrick Ness.

Antes de comenzar, recordar a La Espada en la Tinta, ya que gracias a ellos (y a la diosa fortuna) he tenido la oportunidad de leer esta obra.
Destacar la gran edición de este pequeño libro, con una maquetación muy atractiva con numerosas ilustraciones y márgenes que se funden con la escritura en una simbiosis perfecta. La verdad es que el libro entra por los ojos y no se puede resistir la ocasión de comenzar a leerlo o por lo menos ojearlo con agrado.
La lectura no puede comenzar de mejor forma, porque leo la primera frase: “El monstruo apareció pasadas las doce de la noche. Como hacen todos los monstruos”, y me pongo a mirar el reloj a ver qué hora es no vaya a ser que el monstruo también haya venido a mi casa. Después, y según van pasando las páginas, la sensación de estar descolocado me invade, y es que lo que creía que iba a encontrar en el libro no está. Es un contenedor de varias historias dentro de una mayor, con una temática totalmente diferente a lo que me esperaba por el título y las ilustraciones y que no es lo que busco ni me gusta. Acabo el libro y me siento desencantado. Me quedo con una frase a mitad de la obra: “No siempre hay un bueno. Ni siempre hay un malo. Casi todo el mundo está en un punto intermedio.”
No voy a criticar el libro porque haya jugado al despiste conmigo. Ese título, esas ilustraciones de Jim Kay tan oscuras que parece que casi no permiten detalle pero que sí lo hacen, ese tejo plantado en mitad del cementerio... Todo prometía llegar a otro lugar y sin embargo ha sido un viaje por una carretera equivocada.
Como curiosidad reseñar el origen del relato, escrito por Patrick Ness pero basado en una idea o unas notas de Siobhan Dowd, escritora que falleció prematuramente de cáncer. Quizá aquí está el quid de la cuestión.

lunes, 21 de enero de 2013

La Isla del Tesoro de Robert Louis Stevenson, ilustrada por Ralph Steadman.

Hoy no pondré excusas a la lectura de este clásico. Da igual haberlo visto mil veces en forma de película o de dibujos animados, incluso haberlo leído en la infancia, lo he vuelto a leer porque realmente me apetecía. Me encanta el mundo de los piratas y pienso que esta es una de las obras que mejor engloba toda la idiosincrasia pirata. Además, se suma a estas ganas de relectura el hecho de contar con una edición ilustrada que anima aún más a devorar sus deliciosas páginas, si se me permite este calificativo.
Stevenson refleja la vida pirata de forma magistral, con personajes muy bien definidos que dejan huella en nuestra memoria y serán difíciles ya de olvidar. Encabeza la lista el Capitán Flint, que dará el pistoletazo de salida a la historia y atraerá hasta el entorno del joven Jim Hawkins a toda una recua de veteranos piratas o “caballeros de fortuna” como ellos mismos se definen, donde destaca sin duda Long John Silver, el zalamero tullido al que la falta de una pierna no le impide jugar a dos bandas con total éxito. El autor los contrasta en su forma de vivir desordenada y sin pensar en el mañana con las vidas ejemplares del otro bando, donde el médico Livesey y el squire Trelawney encarnan las virtudes de la vida acomodada y “normal”.
Me encanta el código pirata, esa especie de democracia alocada que es capaz de poner orden y concierto entre una banda de hombres que no acatan otro tipo de leyes y normas. Personajes que viven al día, lo cual los hace dejados por un lado y peligrosos por otro, porque no tienen nada que perder, siendo capaces de vender a su propia madre por una botella de ron.
De mi primera lectura recuerdo que el desarrollo me pareció lento en algún momento, especialmente durante el episodio de la empalizada. En esta ocasión sin embargo, se me ha hecho algo pesada la etapa de Jim como marinero novato, siempre con el aliciente de no recordar el final del libro, lo cual ha hecho más interesante aún esta relectura.
Y en cuanto a la edición de Libros del Zorro Rojo, no puedo objetar nada sino cubrirla de halagos: gran formato, tapa dura, papel de gran calidad y el perfecto complemento de las ilustraciones de Ralph Steadman, sobre las que extenderé un poco más esta entrada.
Al principio, pequeños dibujos van ayudando a meterse en la trama. Son simples esbozos de barcos o paisajes, para poco a poco pasar al de los personajes. Si bien los primeros guardan las proporciones, los de personas humanas son grotescos y deformes, predominando el rojo sobre el negro, enfatizando la idea de movimiento con superposiciones muy efectivas. Los títulos de los capítulos, en inglés original, también son rojos y vienen acompañados de salpicaduras muy inquietantes por las evocaciones sangrientas que de nuevo nos traen a la mente. Sólo poner un pero, y es que los dibujos a doble página no se ven bien debido a la encuadernación del libro.
En fin, todo un placer haber recordado este clásico ilustrado, lo que no entiendo todavía es por qué engloban esta obra dentro de la literatura juvenil. Si no recuerdo mal lo leí por primera vez en el colegio, cuando debía tener unos doce años, y tanto entonces como hoy sigo pensando que no es un libro para niños, sino apto para todos las edades.
¿Y sabéis qué es lo mejor? Que todavía queda parte del tesoro en la Isla del Esqueleto. ¿Quién irá a buscarlo?

viernes, 18 de enero de 2013

Django Desencadenado (Unchained): Banda Sonora.

Pero Quentin, ¿qué has hecho, tío? ¿Después de tantas películas te atreves con un western y no pones en la banda sonora ni una canción de Los Coronas?
Tú que fuiste capaz de resucitar y dar a conocer al público masivo la música surf a través de Pulp Fiction, además de otros estilos repudiados y olvidados en tus demás películas, ¿vas y te olvidas ahora de Los Coronas?
No me digas que no los conoces. No puede ser. No me creo que por alguno de tus canales de información no te haya llegado alguna referencia de su música. Imposible...

Sin ver la película, que por cierto tiene muy buena pinta, he podido escuchar la banda sonora y no he sacado de ella nada de particular. Bien es cierto que no he vivido esa magia que surge al unir imagen con música, que graba a fuego escenas en nuestra memoria y es capaz de erizar nuestro pelo, pero hasta que llegue ese momento, esto es lo que digo.
Aparte de tres temas del genial Ennio Morricone, con sus flautas y sonidos característicos, y del corte 19 Too Old to Die Young de Brother Dege (aka Dege Legg) que es una pasada, poco más podemos destacar: fragmentos de diálogos al más puro estilo Tarantino, rap relacionado con el protagonismo de la raza negra en la trama y temas de marcado sabor añejo a los westerns de los setenta. Dejando a un lado el tema de la ausencia de Los Coronas, me esperaba una serie de canciones más rica e interesante para esta película, así que hasta que no la vea y pueda cambiar de opinión, esto es lo que hay.

jueves, 17 de enero de 2013

La Conjura de Cortés de Matilde Asensi.

Terminamos con este libro la trilogía de Martín Ojo de Plata, cuyas partes anteriores también pasaron por el blog: Tierra Firme y Venganza en Sevilla. Y empezamos mal porque en una especie de prefacio que inaugura la obra me están contando parte de la trama. A mí, que no leo siquiera las solapas o la contraportada de los libros nuevos porque me gusta empezar “virgen” a leerlos, van y me lo sueltan a traición justo al principio.
Poco voy a contar yo de la trama porque tampoco hay mucho que destacar, así que me voy a centrar en los aspectos que me han llamado la atención tanto en la parte positiva como en la negativa. Es una obra escrita utilizando palabras, giros y estructuras propias de la época en la que transcurre la acción, allá por el siglo XVII. Si en los capítulos anteriores me quejaba de que Matilde era poco contundente a la hora de matar a sus personajes, ahora sí que lo es. Sin embargo, ahora ya parece ser tarde, quizás a causa de la rémora que arrastra de las páginas precedentes. El libro tiene una estructura lineal salvo cuando se acerca el final y se pone a entremezclar las escenas. Despista un poco que te hayas acostumbrado a un orden y te lo cambien al final, supongo que fue la única opción que encontró para desarrollar esta parte de la narración. Y un final que no ofrece nada sorpresivo y que me dejó bastante frío. Eso sí, el título me parece de lo más acertado.
He leído toda la obra de Matilde y me da pena que esta trilogía no me haya llegado tanto como obras anteriores. Quizás cuando las leí buscaba otro tipo de historias o no había leído lo suficiente para poder comparar, lo cierto es que ha tenido poco éxito este Martín Ojo de Plata. Esperemos que lo próximo que escriba sea más de mi agrado, porque es una autora a la que respeto mucho y que me ha enseñado mucho a la hora de escribir. Amén.

martes, 15 de enero de 2013

Adelanto de Adiós Sancho, el nuevo disco de Los Coronas.

Y no podía ser en otro sitio que en el Sotano de Radio 3. En el programa del pasado 8 de Enero pudimos escuchar dos temas de lo que será el nuevo disco de nuestros idolatrados Coronas. En el minuto 17:50 del programa, el que da título al disco y que está dedicado a Sancho Gracia, flamante intérprete del bandolero Curro Jiménez, parte indiscutible de nuestra cultura popular y que falleció en fecha reciente. Una canción donde la trompeta es la protagonista sin duda. Por nuestra parte, subsanar el error que cometimos atribuyendo al disco reminiscencias quijotescas.
Y en segundo lugar, en el minuto 23:38 un tema surfero al cien por cien, al más puro estilo Dick Dale y que se titula Cleopatra Stomp. Material para alargar nuestros dientes un poco más hasta el próximo día 29 de Enero cuando podremos disfrutar del disco al completo. Supongo que Diego R. J. seguirá desgranando en su programa más perlas de Adiós Sancho, si estoy atento y las pillo os las pondré y si no os recomiendo por supuesto que escuchéis el programa, que no tiene desperdicio alguno.

viernes, 11 de enero de 2013

Cerveza Gordon Xmas.

La única cerveza navideña que ha pasado por casa en estas fiestas ha sido esta variedad de Gordon, aunque para ser sincero tras catarla, puedo afirmar que se trata de la Gordon de toda la vida con un etiquetado especial.
Y digo Gordon de toda la vida porque esta cerveza copó durante mucho tiempo nuestras reuniones de los jueves en la cervecería del barrio. Recuerdo aquellos días con añoranza, pues aquellos encuentros de amigos en torno a una mesa y unas cervezas por medio daban pie a tratar temas interesantísimos y muy amenos. Una tradición que por desgracia se perdió pero que forjó unos lazos muy fuertes entre los asistentes.
Y ya centrándonos en lo catado, diremos que la Gordon es una cerveza muy oscura sin llegar a negra, de espuma espesa tipo café que desaparece rápido, aroma a tostado y sabor fuerte, donde el alcohol (8,8%) se nota presente en nariz y paladar. El amargor inicial se va tornando dulzor al final y el carbónico que pica en la boca se transforma en calor al llegar al estómago.
En cuanto a la presentación, destaco la chapa que me recuerda a las manchas de las vacas, aunque aquí el blanco y negro se haya cambiado por el rojo y blanco más navideño. En cuanto a la etiqueta, un simple paisaje navideño con nieve y poca cosa más que queda un poco pobre. Sí es de valorar el pack de cuatro botellas más copa en el que se comercializa.
La cerveza en sí es muy recomendable, aparte de su calidad por todo el sentido simbólico y los recuerdos que me trae, aunque la presentación navideña podría haber dado un poco más de si.

sábado, 5 de enero de 2013

Intocable (Intouchables): Película y banda sonora.

La otra noche en casa veía con Mrs. Gibson esta película por segunda vez. La primera ocasión fue en el trabajo y no pude visionarla con tranquilidad porque hubo muchas interrupciones que hicieron que me perdiera varias partes de la misma. Sin embargo, hubo aspectos que me llamaron la atención, como su música.
Dejando a un lado el argumento basado en un hecho real y que me parece muy bueno y francamente recomendable, con toda la confrontación entre mundos diferentes en varios sentidos como son la riqueza y la pobreza, y la movilidad y la parálisis, y de lo bien que pueden llegar a compenetrarse; sin embargo, no pueden dejar de recordarme como será la vida de aquellos tetrapléjicos que, a diferencia del protagonista, no tengan los medios suficientes para afrontar su discapacidad con un poco de dignidad, lo cual me produce cierta desazón.
Centrándome en la parte musical, me llamaban la atención los silencios de la película llenados con unas sencillas melodías de piano que me llegaban muy hondo. Rebuscando en su banda sonora, veo que son interpretados por un tal Ludovico Einaudi totalmente desconocido para mi. Yo no soy muy de piano, pero estas piezas lentas, de pocas notas con numerosos silencios entre ellas han conseguido tocarme la fibra y hacerme sentir emoción como pocas veces antes lo había hecho este tipo de música. En la película suelen acompañar a los dos protagonistas cuando van en el coche solos, disfrutando de paisajes y pensamientos privados y sin embargo compartiendo muchas experiencias.
Ha sido un gran descubrimiento para mi el de este pianista italiano al que seguiré la pista escuchando más cosas suyas. Os dejo la pieza Una Mattina, que es la que más me ha hecho elevarme y viajar con libertad quién sabe dónde. 

viernes, 4 de enero de 2013

Cervezas Navideñas.

De la mano de Papa Noel, Santa Claus o similares, a los que damos las gracias desde aquí, llegaron a casa el día de Navidad unos cuantos ejemplares cerveceros muy interesantes. Por un lado el pack navideño de la cerveza Gordon, una antigua conocida a la que me alegro mucho de volver a ver engalanada para la ocasión. Y por otro, una total desconocida de nombre y formato peculiar, ya que Diabolici viene en formato 75 centímetros cúbicos y un vaso sin pie que necesita un soporte especial para sustentarse, aparte de un diseño muy atrayente. Ambas vienen acompañadas de un buen padrino para la ceremonia de bienvenida, que no es otro que mi admirado y buen conocedor del mundo cervecil Homer Simpson.
En breve vendrá la reseña de la Gordon. La Diabolici tendrá que esperar un buen momento para su degustación dado su gran tamaño, así que se hace necesario un voluntari@ para acompañarme en la cata ya que Mrs. Gibson no está para estos trotes. Si alguien se anima...

miércoles, 2 de enero de 2013

El Sótano de Radio 3.

Como dicen que hay que empezar el año con buenos propósitos, voy a intentarlo con uno que tenía pendiente por escrito, ya que de palabra lo he dispersado a los cuatro vientos todo lo que he podido y más porque se lo merece.
Quiero recomendar desde aquí el mejor programa de radio que existe en la actualidad en nuestro país y quizás también en el extranjero, y que no es otro que El Sótano de Radio 3. Conducido magistralmente desde hace unos años por Diego R. J., nos ofrece la música más interesante y variada que pueda amenizar nuestros oídos. En El Sótano tienen cabida los sonidos garageros, instrumentales surf, frat rock, punk, psycho y rockabilly, tanto los más actuales como los clásicos de siempre; entrevistas a bandas y músicos, pinchadiscos invitados, canciones enlazadas de la forma más curiosa y original, monográficos y programas especiales por fecha o temática. Toda una lección musical que en esta temporada abre sus puertas de lunes a viernes de 19 a 20 horas, aunque gracias a las nuevas tecnologías puedes escucharlo cuando quieras a través de su podcast en internet.
Es curioso todo lo que puede dar de sí este programa, pues genera un montón de conversaciones cuando hablas con otros amigos de los más variopintos lugares y que también son seguidores del programa. El comentario más común es el halago y la admiración hacia Diego R. J. y su equipo por la buena música que pone a nuestra disposición y de la que nos da conocimiento, porque con toda sinceridad, muchísima no la conozco y aprendo día a día más con su escucha.
No tengas miedo de bajar al sótano y hacer una visita aunque te encuentres en la escalera o en su interior alguna criatura un tanto extraña. Lo pasarás de miedo y seguro que repetirás, pero no te olvides de apagar las luces al salir.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...