Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

sábado, 15 de noviembre de 2014

La Música del Silencio de Patrick Rothfuss

De la obra de Rothfuss, Auri no es de los personajes que más me llamen la atención. Sin embargo, todas sus rarezas y su deambular secreto por la Universidad pican mi curiosidad. Además, las ganas que tengo de leer la última parte de la Crónica del Asesino de Reyes me han hecho acercarme a esta obrita, cuya reducida extensión también ayuda a tomar la decisión. Para acabar por completo con cualquier duda o reticencia, el propio autor nos da unas pistas al principio y final del libro para que nadie se lleve a engaño y se confunda con esta sorpresa antes de la finalización de su gran obra hasta el momento.
Yo siempre tan susceptible y buscando dobles sentidos, he procedido a una concienzuda lectura para no perderme ni un solo detalle que me pudiera conducir a atisbar alguna intención secreta del autor con vistas a la tercera parte, y debo decir que no he tenido éxito. Sí he descubierto muchos detalles de la vida cotidiana de Auri, que me llevan a clasificarla sin ningún temor como sufridora de un serio trastorno obsesivo-compulsivo (Rothfuss la califica como dañada), que la obliga a buscar objetos para colocarlos en lugares apropiados según un orden interno que sólo ella ve. Esta actividad frenética que ocupa un noventa por ciento del libro, o quizás algo más, se ve acompañada entre medias por continuos lavados de cara, manos y pies.
Aunque a primera vista, o lectura, pueda parecer que el libro es un tostón, lo cierto es que se lee con fluidez pese a la ausencia de diálogos, y seguir los pasos de Auri por la Subrealidad es bastante entretenido, siempre esperando algún tropiezo o sorpresa de última hora. O simplemente observando como una cámara oculta el curioso devenir de este enigmático personaje que estoy seguro todavía tiene que dar mucho más de si en lo que espero pronto llegue a nuestras manos y ojos.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Siguiendo la pista Stanich: Camino Ácido 2014

Llevo siguiendo la pista Stanich desde que una tarde un tal Metralleta Joe me acribillara a balazo limpio mientras iba en mi coche escuchando Radio 3. Desde entonces recorro el Camino Ácido tras sus pasos, con la tranquilidad de que siempre habrá algo que tomar durante el trayecto.
No tengo ni idea quién es el Señor Stanich, pero tengo claro que ha pasado a formar parte de mi club de barbudos favoritos. Me gusta su forma de hacer música y las historias que cuenta, aunque a veces se difícil entender su pronunciación. Me lo imagino como una mezcla de Coque Malla e Ivan Ferreiro que espera en un cruce recordando a Robert Johnson mientras decide que dirección tomar. Para hacer la espera más llevadera va tomando tragos de tequila y piensa si girará a la izquierda rumbo a Ciudad Lisergia o hacia la derecha camino a Peyote Town.
He estado a punto de atraparlo en dos ocasiones y dos veces se me escapó. Ambas fueron dolorosas pero una más porque vino acompañado de parte del club de barbudos favoritos, estos procedentes de tierras arizónicas. Por eso le aviso y le advierto que a la tercera no se me escapa ya que ardo en deseos de ver como se las gasta este elemento fuera de las pistas digitales y con un buen puñado de testigos delante de él. Y agradecerle el guiño de haber incluido en su camino una versión del Río aquel, una canción que significa mucho para mí.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Sexto Aniversario del Blog

Llega el mes de Noviembre y con él el sexto aniversario del blog. Y lo hace con sabor agridulce porque no estoy para muchas celebraciones. Mi intensa vida laboro-familiar me llena casi al cien por cien y no me deja vaciar todo lo que se acumula en el tintero. Además, ha sido un año duro en muchos aspectos. Por suerte nos vamos recuperando y con fuerzas renovadas. 
Intento en lo posible ir sacando cosillas para que el blog no quede parado más de un mes y lo mejor es que sigo con muchas ganas de continuar con el proyecto, aunque tenga dudas sobre si este tipo de plataforma esté ya al día o se vaya quedando un poco obsoleta o superada por otras tecnologías. Sea lo que sea, estaremos atentos para no quedarnos atrás y seguir en la brecha cibernética que no espera por nadie. Y ya habrá tiempo para mejores celebraciones y vuelta a los souvenirs conmemorativos que hubo en otras ocasiones y que tanto gustaron. Un saludo y gracias por estar ahí.

lunes, 3 de noviembre de 2014

El Imperio Final. Nacidos de la Bruma 1 de Brandon Sanderson

Después del buen sabor que me dejó Elantris (ver enlace), he tardado poco en seguir leyendo obras de Sanderson. Siguiendo el orden de escritura le tocaba el turno al Imperio Final, primera parte de la trilogía, o algo más, de los Nacidos de la Bruma.
Al contrario que otros libros en los que se tarda un buen trecho de páginas en cogerle el tranquillo a la historia, en este nos metemos en harina rapidamente y con facilidad. La verdad es que es una trama sencilla pero muy bien llevada a cabo y que va de menos a más; y para ser un autor masculino creo que refleja muy bien a Vin, la protagonista femenina del libro, siempre teniendo en cuenta que viene de mi parte, que también soy un lector masculino y puedo estar equivocado.
Lo que más me ha llamado la atención de forma positiva y novedosa es la cantidad de cosas increíbles que son capaces de hacer los alománticos con los metales. Si hicieran una película de este libro, sería alucinante poder ver en la pantalla y fuera de nuestra imaginación los movimientos, batallas y demás usos de los metales por estos privilegiados. Así, reconozco sin vergüenza que más de una vez he tenido pensamientos del tipo ¡quema peltre! en mi vida diaria. Seguramente esto que os estoy contando os suene a chino, por lo que no tenéis más remedio que poneros a leer esta obra, que yo ya voy directo hacia la segunda parte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...