Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

lunes, 27 de octubre de 2014

Paul Di'Anno - Nave Bunker 22/10/2014 Salamanca

Hay ocasiones en la vida en que los astros se alinean y las coincidencias se confunden con las casualidades dando lugar a acontecimientos asombrosos difíciles de olvidar. Tal fue el caso el otro día, cuando sin comerlo sin beberlo, unos vecinos me comunicaron que venía a la ciudad nada más y nada menos que Paul Di'Anno, vocalista original de los Iron Maiden. Y lo mejor de todo es que podía ir.
Con toda sinceridad, no tenía ni idea de qué había sido de este hombre después de que abandonara la banda inglesa, y poco a poco, según me iba enterando de su vida, mi asombro iba creciendo hasta el punto en que por fin lo vi sobre el escenario, momento harto chocante para la inmensa mayoría de los asistentes. Porque Paul ha cambiado mucho fisicamente, aunque pienso que en su interior sigue estando el espíritu metalero de su juventud. Basta un simple vistazo para observar que no goza de buena salud ya que cada dos o tres canciones tiene que parar a coger aire y tomar sus “medicinas”: tabaco, cerveza y Jack Daniels.

El evento tuvo lugar en la Nave Búnker, una sala camuflada en un polígono industrial reducto de irreductibles metaleros, que pasaría por una simple cochera si no fuera por la electricidad que desprende el lugar. La sala estaba a reventar y aunque el sonido no era todo lo bueno que debía ser, el entusiasmo y las ganas de público y banda suplían las carencias sonoras. Y allí estaba Paul cual peregrino del Camino de Santiago usando el micrófono como báculo o muleta para llegar a su destino. El concierto duró más o menos una hora, todo lo que dio de sí el pobre Paul, que acabó el show con el Blitzkrieg Bop de los Ramones, su primera y más grande influencia. Quizá hubo gente que salió desilusionada o decepcionada por el mal estado de Paul. Yo lo valoro porque es lo más cerca que he estado nunca de los Iron Maiden, y aunque soy muy afín a Bruce Dickinson, reconozco que los dos primeros discos de los Maiden fueron y siguen siendo la leche. Puede que a Paul le tocara la peor parte del rock and roll, la de los perdedores que lo tuvieron todo en su mano para triunfar y al final vieron como otros lo hacían por ellos. Solo me queda decirle a Paul que se cuide un poco y le haga caso a la camiseta que lucía y que decía: No retreat, no surrender, never say die; o de lo contrario no creo que le quede mucho tiempo sobre los escenarios. 
Y mi más sincero agradecimiento a R., L. y al futuro N. por la información, el transporte, la compañía y alguna que otra cerveza. ¡Nos vemos en la próxima!

1 comentario:

Aurelio dijo...

A mi también me fascinan los primeros álbumes de Iron Maiden, a partir de Number of The Beast, su música evolucionó hacia otros derroteros y yo pasé página.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...