Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

martes, 31 de diciembre de 2013

Cerveza Damm de Navidad 2013


Me gustan las cervezas y las series especiales de Navidad me llaman bastante la atención. Este año ha cruzado nuestros gaznates la versión navideña de la cervecera Damm, embotellada más como un vino que una cerveza pero sin por ello llevarnos a error, ya que su etiqueta es altamente clarificadora.
La cerveza es una rubia clarita, con espuma cremosa y poco gas en una botella de 66 centímetros cúbicos que se antoja es una buena medida, y que presenta un sabor largo y constante con un gusto final que no sé discernir. Pero no hay que preocuparse porque como decía, la etiqueta tiene suficiente información para eliminar cualquier duda, solamente hace falta seguirla como si fuera una chuleta escolar. Así vemos que ese gusto final que no era capaz de distinguir parece ser que equivale a cereales tostados.
Todavía queda algo de temporada navideña y existe la posibilidad de encontrar alguna otra. Se echa de menos las de Estrella Galicia que han pasado por aquí otros años, pero si no las encuentro por lo menos no quedará en vacío el expediente navideño de 2013.

viernes, 27 de diciembre de 2013

El Hobbit 2: La desolación de Smaug

Un añito de espera para continuar la road movie de estilo fantástico donde un grupo de enanos y un par de famosos ayudantes van en busca de su montaña perdida y de todo el oro y riquezas que contiene. Y bien ha merecido la pena porque me he dejado llevar por todos los increíbles escenarios, trepidantes secuencias y variopintos personajes para pasar un largo y agradable rato.
Pensaba que habría un pequeño resumen para recordar a los más olvidadizos lo ocurrido en la primera parte pero no ha sido así. La acción comienza de inmediato y sin pausas de principio a final, pasando por algún pasaje que se podría hacer algo largo pero que se compensa con otros aderezos. Y para no destapar mucho la trama, destacaré lo que más me ha gustado sin darle mucho a la tecla y de forma individualizada para que no se establezcan muchas relaciones:
Igual que en la primera parte, los viajes privados de Gandalf que en el libro quedan vacíos, se muestran aquí de forma clara con el claro objetivo de enlazar con lo que vendrá en la trama del Señor de los Anillos; unos cuantos elfos famosos se unen a la cuadrilla para darle más aliciente y largura a la narración; pero sin duda lo que más me ha llamado la atención ha sido la secuencia de los barriles que es alucinante, no da tiempo apenas de fijarse en todos los detalles que se muestran mientras los enanos están en remojo; y lo máximo ha sido la voz del dragón Smaug, melosa y cautivadora, tan pronto somos una presa esperando que nos devore como mantenemos con él la más interesante de las conversaciones.
Y ahora a esperar otro añito para deleitarnos con el capítulo final de la serie. Unos dirán que se ha alargado artificialmente en demasía el libro original de Tolkien, y aunque es la pura verdad, se ha hecho de una manera magistral y tiene todos mis parabienes para volverlo a hacer en la próxima entrega.

jueves, 26 de diciembre de 2013

Coppini

Germán Coppini siempre me pareció un tipo raro, un artista que dicen, de esos cuyas rarezas se consideran arte y se respetan. Para mí hubo dos Coppinis: uno el punk fundador de Siniestro Total que tanto me dio en mi juventud, y otro el tipo triste que cantaba aquello de malos tiempos para la lírica y que deseché pronto porque consideraba un traidor a sus comienzos. Con el tiempo y con más ejemplos aprendí que es lo que le suele pasar a los tipos de mente inquieta y creativos que en lugar de estancarse en un estilo evolucionan hacia otros aunque no sean muy del agrado de sus seguidores, cosa que les suele dar igual.
Y así hasta ayer cuando me enteré de su muerte. No sabía que andaba mal de salud ni tampoco que proyectos tenía en marcha. Como digo, hace muchísimo tiempo que dejé de seguirle la pista, pero eso no quita para agradecerle todo lo que me ofreció: cantar a toda pastilla letras graciosas y con poco sentido gritando al pollo de plástico que usaba como micrófono. Con esto me basta para llevarme un buen recuerdo de un pionero que abrió caminos para otros que no teníamos tanto valor o que no estábamos tan al tanto de lo que se cocía por otras partes del mundo musical.
Por todo esto gracias Germán, que allí donde te halles estés a gusto y encuentres gente interesante con la que pasar la eternidad, incluso si anda por allí un Ayatolah tocando lo que no debe y te molesta, tú tranquilo que ya sabes lo que le tienes que decir...

viernes, 20 de diciembre de 2013

Los Héroes de Joe Abercrombie

Despistado como un novato me introduzco de nuevo en el universo Abercrombie. Camino despacio y con tiento en busca de referencias a las que asirme y abandonar mi inseguridad. Por suerte, poco a poco este sentimiento va desapareciendo. Me encuentro en el Norte y allí tengo viejos amigos... y enemigos.
Vamos al encuentro de una cita que dejará atrás todas las escaramuzas, la madre de todas las batallas que dirima por fin quién es el que manda en estas tierras. Ambos bandos se acercan al punto convenido, unas piedras ancestrales que los atraen como un imán y que desde tiempo inmemorial son conocidas como los Héroes. Los guerreros más veteranos, aquellos que incluso son ya protagonistas en las canciones, saben que ha llegado la hora de la verdad y por ello se preparan con sus miedos y sus manías. Los más jóvenes e inexpertos buscan la gloria y la inmortalidad sin saber que su ignorancia les impide ver que tendrán que pagar un precio por ello, un precio muy alto para la mayoría.
Y una vez producido el encuentro, la magia de las letras que tan bien maneja Abercrombie nos hará viajar de bando a bando siguiendo el camino que marca la muerte eligiendo a los que se llevará de vuelta al barro para siempre. Héroe contra héroe se buscarán en el fragor de la batalla, quitándose del medio a todo aquel estorbo que se cruce en su camino, buscando un rival que esté a la altura de sus capacidades, blandiendo su espada, levantando su hacha en una lucha por la vida, por la victoria y la gloria, y por formar parte de la inmortalidad que sólo dan los versos de las canciones. Pero no sólo se lucha en el campo de batalla, un poco más allá, alejados del peligro de las flechas y del cuerpo a cuerpo, los altos mandos también guerrean en una lucha diferente. Aparte de los enemigos del otro bando también tienen enemigos en el suyo propio, donde las rivalidades internas y los piques por llevarse la gloria se llevarán por delante la vida de muchos guerreros anónimos siguiendo órdenes absurdas o equivocadas.
Como no podía ser de otra forma porque es un caballo ganador, Abercrombie ha logrado de nuevo encandilarme con otro de sus libros, consiguiendo llegar al 100% de satisfacción con su bibliografía. Creando nuevos personajes y retomando otros ya conocidos, del que destaco en esta obra a Bremer dan Gorst, famoso espadachín venido a menos, sigue mostrándonos la historia del Círculo del Mundo. Es tan inmenso el número de personajes que se hace necesario un elenco en la previa del libro para tener una guía de referencia y no perdernos en las innumerables idas y venidas que recorreremos entre los distintos escenarios que tan bien nos plantea el autor: el ordenado y jerarquizado bando de la Unión, aunque no sea oro todo lo que le reluce, y el rural y tradicional Norte, donde los apodos se los gana uno por sus hazañas. (Por cierto, el capítulo dedicado a los apodos del Norte no tiene desperdicio). Y lo mejor de todo es que esto no acaba. Nuevos círculos se abren y todavía quedan muchas cuentas por saldar, por lo que ya llevo un tiempo oyendo la llamada de las Tierras Rojas, una llamada que cada vez me cuesta más no seguir...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...