Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

viernes, 23 de noviembre de 2012

Los Muertos Vivientes Libro Uno (Kirkman - Moore - Adlard - Rathburn)

Hace un par de años vi la primera temporada de la serie The Walking Dead y la verdad es que me dejó indiferente. Aparte de algunas situaciones interesantes y unos zombies bien logrados, no me atrajo lo suficiente como para continuar visionando las temporadas siguientes. Por esto, al comenzar la lectura de este cómic (que desconocia que era la semilla de la serie) y ver el idéntico comienzo me surgió la duda de seguir adelante y repasar todo lo que ya había visto en televisión o darle carpetazo al cómic. Quizás fueron los dibujos claros y el ritmo frenético de la narración lo que me hizo continuar... 
No lo sé, pero acerté...
Rick Grimes, el policia superviviente que despierta en el hospital tras ser herido de bala y se topa de bruces con la nueva realidad zombie, pronto cambiará lo visto en la serie para seguir otros caminos diferentes en el cómic. Esta dualidad me ha confundido en la etapa inicial del libro porque lo que iba leyendo se enfrentaba a los recuerdos que tenía de la serie, formando en mi cabeza una mezcolanza de la que salí en cuanto nuevas escenas desconocidas para mí llegaron y me atraparon. 
Y es que como apuntan los autores al final del cómic, querían que en esta epopeya los zombies fueran lo de menos, y se viera en realidad los cambios en la vida de los supervivientes. Lo logran a la perfección porque pronto veremos como se enfrentan a su nueva vida, unos con el dolor de la pérdida de los seres queridos, otros al encontrarse con nuevas parejas en una huída de la soledad que los rodea... El instinto de supervivencia aflora y se puede llevar por delante a cualquiera, las mentes sufren y se desequilibran rozando o incluso tocando la locura; entonces surge la pregunta ¿merece la pena vivir así o es mejor quitarse del medio? Se hacen necesarias nuevas reglas para organizarse y subsistir ante la nueva situación, pero hay diferentes opiniones y no es fácil ponerse de acuerdo. El método de ensayo-error no es la mejor receta para solucionar el problema.
En cuanto a los dibujos, se ve claramente como evolucionan a lo largo del libro. Al principio abunda la claridad y los tonos grises, pero según se va desentrañando la horrible realidad que amenaza a los supervivientes, el contraste aumenta llegando hasta el blanco y negro puro y duro. Aciertan de pleno en la colocación de las viñetas, pues siempre consiguen colocar los mayores desenlaces en el cambio de página, para que ese breve instante de tensión se mantenga mientras el lector ejecuta el movimiento. El ritmo se maneja con el número y tamaño de la viñeta a la perfección, encontrándonos páginas de una sola viñeta o incluso alguna doble página para resaltar momentos cruciales de la trama; o recurrir casi al formato cinematográfico igualando viñeta a fotograma para conseguir máxima velocidad.
Al final del libro nos encontramos con un interesante apéndice donde los autores nos muestran la propuesta inicial del cómic y cómo fue evolucionando hasta llegar a lo que hoy tenemos entre manos. Me ha encantado la colección de todas las portadas de los números que integra este volumen, y lo que es mejor, los comentarios de los autores sobre cómo las idearon y dibujaron, realmente instructivo e inspirador.
Altamente recomendable este libro uno de Los Muertos Vivientes. En cuanto pueda me hago con la continuación, incluso estoy pensando en retomar la serie de televisión, porque por lo que he podido ver por el rabillo del ojo, algunas escenas de este libro se han integrado en las temporadas siguientes, así que ahora voy con un paso por delante en lugar de uno por detrás.

4 comentarios:

Jolan dijo...

Yo sí estoy enganchado a la serie de TV (esta noche me veré, de hecho, el capítulo que se ha emitido esta semana) y me he planteado varias veces si ponerme con el cómic. Si no lo he hecho aún es porque me da un poco de pereza iniciar otra colección larga e inacabada, por ahora. Pero me pica la curiosidad...

Lo que sí es totalmente cierto es, como dices, que cuando lees la obra escrita (o dibujada si es cómic) y ves la serie te acabas por hacer un poco de lío y mezclar las cosas en la cabeza. A mí me está pasando, por ejemplo, con Juego de Tronos, que muchas veces ya no sabes si tal o cual situación proviene de la novela o de la serie.

En cualquier caso, te animo a retomar la serie. La 2ª temporada peca de lentitud, pero esta 3ª en la que estamos ahora ha adquirido un ritmo muy bueno.

¿Cuántos números lleva por el momento el cómic?? (si al final me lanzo, ya verás...)

Mr. Gibson dijo...

No me hagas mucho caso, pero creo que el segundo integral no ha salido todavía por aquí. Números sueltos sí que debe haber bastantes, pero yo prefiero esperar y pegarme un buen atracón.

Jolan dijo...

Ah, pues mira, ni sabía que se estaba recopilando en integrales. Sólo había visto a la venta un montón de números de los comic-books regulares. En ese caso, es una buena opción para pillármelo.

Mr. Gibson dijo...

Ojeando la web de Planeta de Agostini, veo que ya van por el tercer tomo de integrales, así que hay un montón de material zombie a nuestro alcance.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...