Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

miércoles, 14 de marzo de 2012

La Suerte Zombie.

La suerte ha llegado al blog. Hemos sido agraciados en un concurso con un ejemplar de Zona Zombie de David Moody. Es la tercera parte de la serie que comenzó con Septiembre Zombie y continuó con Ciudad Zombie. Como tenía bastantes ganas de hacer el zombie y no he leído las partes anteriores, en un futuro cercano me pondré manos a la obra y ya os contaré. Desde aquí dar las gracias a www.scyla.com, Timun Mas y Minotauro por su deferencia.
Una gran noticia que gracias a mi calenturienta imaginación podría haberse convertido en lo siguiente:

Recibí el libro en casa con la ilusión de un niño con juguete nuevo. Destrocé el envoltorio en segundos y tras observar brevemente la sugerente portada, pasé a ojear con avidez sus páginas.
Buena letra, capítulos cortos... Estaba pensando lo dinámica que sería su lectura cuando comencé a toser. Una nubecilla blanquecina me envolvía e iluminada por la luz, jugueteaba a mi alrededor como pequeños copos de nieve. Pensé que era parte de los restos de papel al rapizar el libro, pero cuando mi vista empezó a nublarse me di cuenta que el asunto era grave.
Desperté sabe Dios cuanto tiempo después, con la cabeza dolorida y un hambre atroz. Fui a la nevera pero nada de lo que ví me apeteció. Para ser sincero la vista de la comida me dio arcadas, a pesar de que entre ella se encontraba mi plato favorito. Mi estómago rugió de nuevo al mismo tiempo que sonaba el timbre de casa. ¿Quién sería? 
El vecino de arriba se quejaba de que hacía mucho ruido por las noches. La verdad es que no le hice ningún caso. Estaba pendiente de su cabeza calva y concretamente de lo que contenía en su interior. Nada más pensarlo mi estómago reaccionó con deleite. Eso es lo que quería. Le dije con amabilidad:
-Pase, pase. En el salón podremos hablar largo y tendido...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...