Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

jueves, 31 de marzo de 2011

La Tumba de Alejandro de Valerio Massimo Manfredi.


Desde mi niñez me llamó la atención la figura de Alejandro Magno, joven conquistador de medio mundo conocido, y con el que se compararon sin éxito Julio César y Napoleón. Dicho interés se vio acrecentado unos años después tras leer la trilogía Alexandros, del italiano Manfredi, y que se convertiría a la postre en autor de referencia.
Y quién mejor que Valerio para intentar alumbrar (o intentarlo al menos) uno de los grandes misterios pendientes de la arqueología: la localización de la tumba de Alejandro. En este volumen seguimos su pista desde su prematura muerte en Babilonia hasta su posible lugar final de descanso, así como las características de la tumba y sarcófago, donde como no podía ser de otra forma abundaba el oro. No es fácil esta tarea debido a las intrigas que se sucedieron a su muerte entre su familia y sus generales de confianza, los cuales se disputaron su herencia aliñada con más de un baño de sangre.
Entre los posibles destinos que se barajan se encuentra su Macedonia natal, donde descansaban en paz sus antepasados; el Oasis de Siwa, lugar trascendental en su carrera; la ciudad de Alejandría, fundada por él mismo y que parece ser la que mayor posibilidades tiene y por último la ciudad de Venecia por una posible coincidencia del destino con los restos de San Marcos.
Y es Alejandría la quizás más acertada porque Ptolomeo fue el general de Alejandro que más éxito tuvo en la lucha por su herencia, anexionandose el milenario Egipto bajo su poder. Sin embargo, tanto las turbulencias históricas como naturales que azotaron la ciudad alejandrina, asolada por luchas de religión, terremotos y maremotos, han borrado hasta nuestros días las posibles huellas que podrían dirigirnos hacia la tumba, que tras tantos avatares del destino probablemente ya no exista.
Manfredi y su conocimiento son de fiar, pues no sólo es escritor, sino arqueólogo de profesión que ha participado en innumerables excavaciones por todo el mundo (y que tan bien describe en sus novelas), y sabe de qué va el tema. 
En fin, que aunque no sepamos donde descansa, Alejandro Magno sigue siendo uno de los iconos de nuestro mundo y sigue manteniendo su cautivador influjo más de dos mil años después de su prematura desaparición, dejándonos con la duda de como habría sido nuestra cultura si hubiera podido continuar sus planes de conquista mundial, siguiendo los valiosos consejos de su celebérrimo maestro Aristóteles.

domingo, 27 de marzo de 2011

Una noche de Rock and Roll.

Hace unas semanas, el amigo DGM y un servidor acudimos al concierto de la banda Blues on the Rocks. El evento se presentaba como un buen momento para escuchar versiones de clásicos del rock entre amigos y poco más, aunque un par de acontecimientos consiguieron que la noche fuera más entretenida de lo esperado.
Ya conocíamos de anteriores conciertos a dos de los componentes de la banda: el batería y el guitarra principal, a los que se unían sobre el escenario un guitarra rítmico y ¡oh! primera sorpresa de la noche, una chica bajista. No le prestamos mucha atención en un primer momento, ya que estábamos más entretenidos en degustar nuestra cerveza y comentar lo contento que debía estar en aquellos momentos John Fogerty, viendo como sus ingresos por royalties subían como la espuma, puesto que fueron más de uno y más de dos los temas de la Creedence que versioneó la banda. Fue en un momento dado cuando caímos en la cuenta de que cada nota que tocaba la bajista retumbaba en nuestro pecho debido al alto volumen del instrumento. A partir de este momento se sucedieron los comentarios del tipo: "oye, pues no toca mal la chica", "Mira con que gracia se vuelve a colocar la correa que se le había desenganchado" o "No está mal la rubia"...  
Así se fueron sucediendo los temas clásicos interpretados por la banda: The Doors, los Rolling Stones, Jimi Hendrix, los susodichos Creedence... Hasta llegar al segundo momento álgido de la noche. Mientras la banda tocaba Sweet Jane de Lou Reed, coincidimos en la barra con un personaje que habíamos observado cantando y bailando con fervor en las primeras filas, y que se acercó por casualidad a nosotros en un momento de repostaje etílico. No sé que vería en nosotros pero enseguida empezó a relatarnos una batallita de su juventud, pues se trataba de un viejo lobo rockero vestido con piel de corbata que se despojaba de su disfraz a cada trago que daba. Nos relató que en sus tiempos mozos, de los cuales hacía ya la friolera de treinta y cinco años, había coincidido en París con los mismos sones del Sweet Jane interpretados en la sala Olimpia por el propio Lou Reed en persona, y que según lo que nos contaba, estaba en un estado lamentable, sujetado por una silla de ruedas y con un aguijón artificial colgando del brazo. Nos pareció curiosa la anécdota y por eso la reproduzco aquí. 
La noche siguió versión tras versión durante un tiempo más, aunque nosotros ya nos íbamos satisfechos por haber coincidido con la señorita Susie Q (que así fue presentada en sociedad) y por haber escuchado una batallita rockera para nuestro repertorio histórico musical que crece día a día, o mejor dicho, noche a noche.

viernes, 25 de marzo de 2011

Sanguinarius: 13 Historias de Vampiros.

Una nueva recopilación de relatos vampíricos que cae en mis manos. En estas trece historias, que abarcan distintas épocas y escenarios, nos encontramos también con diferentes tipos de criaturas succionadoras de distintas sustancias.
Desde las románticas historias de la vieja Europa donde el vampiro es un noble y elegante caballero, hasta el nuevo continente americano donde abundan enfermos mentales, extraterrestres o actores demasiado metidos en su papel. Incluso aparece una leyenda nórdica similar a las sagas que nos suelen llegar de aquellas tierras.
Entre los autores, numerosos desconocidos para mí (aunque un breve prólogo al comienzo de cada relato nos pone al día sobre el autor), también aparecen otros conocidos pero por otros temas. Este es el caso de Gustav Meyrink, célebre por su Golem, Richard Matheson por su Soy leyenda (que sí trata de vampiros y del cual escribiré en el futuro) y Robert Bloch, conocido por pertenecer al círculo epistolar del maestro Lovecraft.
Me quedo con Historia verdadera de un vampiro, del Conde Stanislaus Eric Stenbock, por la crudeza del relato y por lo particular del autor, que se creía en verdad un vampiro y paseaba de esta guisa por el Londres del siglo XIX. Hubiera sido todo un placer cruzarse en su camino ¿o quizás no?

martes, 15 de marzo de 2011

La Educación del Talento de José Antonio Marina.

Sin duda el título del libro fue lo que atrajo. Pensé en un primer momento en el futuro de la criatura, aunque después se me ocurrió que también podía servir para los adultos que todavía tienen alguna carta escondida bajo la manga y no saben cómo sacarla. 
Me ha gustado la forma de estructurar el libro, añadiendo anécdotas de personajes famosos y comentarios de otros lectores que lo hacen más ameno. Por otro lado no me ha gustado tanto que abunden las teorías psicológicas y que haya poco contenido práctico. Esto en parte se debe a que no es un libro único, sino que forma parte de una colección en la que supongo se tratará el tema práctico en otro volumen. 
Resumiendo lo que he sacado en limpio del libro, destaco la importancia del entorno que nos rodea. Si es rico y lleno de posibilidades nos brindará un montón de recursos que escoger. Si en cambio es pobre y vacío poco nos aportará y por consiguiente nuestras posibilidades de crecimiento serán también escasas. Y lo más importante de todo es la gente que tenemos alrededor. Si las personas que están cerca de nosotros son positivas nos transmitirán ese buen sentimiento. Si por el contrario son agoreras y pesimistas (gente tóxica), nos infectarán con su mal rollo y nos perjudicarán.  Y por último hay que saber posponer la satisfacción de nuestros deseos para no caer en la esclavitud de las necesidades superfluas. 
Así que manos a la obra, despidamos a escobazos la toxicidad que nos rodea y crezcamos positivamente hacia nuevos e interesantes logros.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Novedad en el blog: Agenda de Conciertos.

A partir de hoy inauguro una nueva sección que como su nombre indica se ocupará de ir recopilando los distintos eventos musicales que se den por nuestros andurriales. Espero que sirva para que todos los amiguetes miembros de la banda conciertera y aquellos que quieran agregarse a pasar un buen rato no tengan excusa para decir que no se enteraron o que no les llegó el aviso pertinente.
Con el tiempo y una caña iré añadiendo enlaces a las webs de los locales que los organizan para que todo el mundo sepa en que garito se está metiendo y no se lleve a engaños. ¡Adelante pues!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...