Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

jueves, 1 de diciembre de 2011

El Bosque de los Suicidas de El Torres y Gabriel Hernández.

El título del cómic ya nos da una orientación del argumento: existe en Japón un bosque que atrae como un imán a los suicidas con todo lo que esto conlleva para las víctimas, las autoridades locales y el personal que trabaja en dicho bosque. Un hecho real que desencadenará una historia terrorífica.
Siguiendo el estilo de terror japonés que ha llegado hasta nosotros en gran medida a través del cine, estos autores españoles han desarrollado una trama moviéndose como pez en el agua en la cultura japonesa. Como comentan al final de la obra, su labor de documentación fue extensa, ayudados de su bagaje personal a través del anime y del manga, dando la sensación de dominar a la perfección tanto las tradiciones ancestrales del país como el ritmo de vida del siglo XXI por aquellas tierras, o al menos de hacérnoslo creer a los neófitos en el tema como yo.
Magnífica edición en papel mate con dibujos pintados a la acuarela (o al menos eso me parece) y que ambientan a la perfección el escenario del cómic, principalmente el bosque de Aokigahara, con unos tonos verde marrón que muestran la agobiante espesura del lugar. Las viñetas marcan el ritmo de la narración y página a página se acelera o enlentece con precisión. Como curiosidad, me fijé en una viñeta en la que dos de los protagonistas hacen un comentario de viajes, una crítica gastronómica y una declaración de amor, nunca pensé que un pequeño cuadrado diera tanto de sí.
Y para finalizar, confesar que según iba avanzando en la lectura, evité leer de noche por si las moscas, ya que la cosa se estaba poniendo un poco peliaguda.
Y para terminar del todo, mientras busco la imagen de la portada voy viendo imágenes reales del bosque y mi asombro va creciendo al ver lo bien que han plasmado en el cómic la realidad. Mi enhorabuena a los autores por tan buen trabajo.

2 comentarios:

Jolan dijo...

Pues suena interesante, y me gustan los cómics que tienen ese puntillo de acojone. Lástima que sea un manga; me pega más para un cómic europeo.

Mr. Gibson dijo...

Hombre, yo no sé identificar al cien por cien un manga, pero esto no lo es. Al menos no hay que leerlo al revés, que los manga creo que sí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...