Blog personal de Mr. Gibson donde expresa con total independencia sus opiniones sobre últimas lecturas, grupos musicales, cervezas del mundo, noticias de actualidad, deportes, guitarreo y todo en lo que crea conveniente mostrar su opinión.
Amigo/a, tus comentarios son bienvenidos

Visita la colección de guitarras al final del blog. ¡Cada día crece un poco más!

lunes, 25 de enero de 2010

Silbury Hill y West Kennet Long Barrow.


Prosiguiendo nuestro recorrido por el fascinante condado de Wiltshire, hicimos una nueva parada poco antes de llegar a Avebury, ésta vez para admirar la colina Silbury y el túmulo alargado de West Kennet.
Al lado de la carretera y sin darse importancia se encuentra el mayor túmulo conocido de toda Europa. Silbury es una colina artificial de nada más y nada menos que cuarenta metros de altura. Construido según parece en varias etapas, se calcula que para su levantamiento se necesitaron al menos 700 hombres trabajando a diario durante diez años. Y surge de nuevo la eterna pregunta: semejante trabajo ¿para qué?, y la fatídica respuesta: no lo sabemos con seguridad. La solución que más me ha convencido es la que especula con el simbolismo del vientre preñado de la Diosa Madre. Es curioso observar en los árboles de la zona exvotos de colores colgados a modo de plegaria pidiendo la tan ansiada fertilidad.



Mientras subíamos en dirección a West Kennet, nuestro guía iba muy atareado rebuscando piedras por el suelo. Con curiosidad le pregunté a qué dedicaba su tiempo, contestando que recogía flint para un amigo suyo de Estados Unidos que lo apreciaba enormemente. Disculpando mi pobre inglés, comencé a regoger también trozos de flint, recomendando a mis compañeros de viaje que hicieran lo mismo por si merecía la pena antes de conocer su significado. Con el recuerdo de los Picapiedra (Flintstones) en mi cabeza, llené mis bolsillos de piedras de flint, que a la postre y ya con un diccionario en la mano, resultó ser sílex, famoso material que utilizaban nuestros ancestros para fabricar distintos artilugios.


Una vez frente al túmulo de West Kennet, que recuerda vagamente al grandioso Newgrange en Irlanda, procedimos a introducirnos en su interior y abarcar todas las sensaciones que emanan del lugar. La cámara, dividida en cinco habitaciones, es pequeña en comparación con los cien metros de longitud que tiene el túmulo, y se supone que en su interior fueron enterrados unos cincuenta cuerpos.
Al documentarme sobre el tema para escribir esta entrada, leo con creciente desasosiego, que en el interior de la cámara se han encontrado restos de rituales de magia negra y ocultismo como velas negras, restos de animales calcinados y lo más inquietante de todo: símbolos procedentes del grimorio Lemegeton o Clavicula Salomonis, con instrucciones para evocar a los setenta y dos demonios más peligrosos. A lo mejor los exvotos que creía dedicados a la fertilidad tienen un significado totalmente contrario. 
Madre mía, y yo poniendo en el Slide caretas festivas. Esta noche ya no duermo.



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...